Sunday, April 27, 2014

Viajamos en un auto alemán frente a la línea internacional. El diálogo discurre sobre cierta alusión a una sensibilidad transnacional. Escuchamos música sueca.  Ya no recuerdo más. Será necesario que el conductor de al lado. Escriba su propia versión. No sé cómo me veo al manejar desde esa perspectiva. Todo es contento en este silencio poliédrico. Quiero ver tus pestañas radiantes observando las lucecillas diminutas que se estampan debajo de la noche. Me gusta palparte la mejilla con el dedo ciego. Deletrearlo ceremoniosamente con tiempo en primera vez.

Una voluntad sana fuerte radiante. Es. En ti.


Tales instantes parecieran transformarse en joyas rutilantes de luz interior” (Mishima dixit)

Thursday, April 24, 2014

15. CH’IEN / LA HUMILDAD (La modestia)
Trigramas:
Superior: K’un Lo Receptivo, Tierra
Inferior: Ken, La Inmovilidad, la Montaña.





Este hexagrama está compuesto de Ken, “lo inmóvil, la montaña” y de K’un “lo receptivo, la tierra”. La montaña es el hijo más joven del Creador, representación del cielo sobre la tierra. 

Dispensa en sus pies las bendiciones del cielo, las nubes y la lluvia que se reúnen en su cima y luego aparece radiante con la luz celeste. Eso indica la modestia y sus efectos en los hombres fuertes y nobles. Muestra cómo la humildad que los rodea puede iluminarlos y a la vez elevar los más modestos. Arriba está K’un “lo receptivo, la tierra”. La propiedad de la tierra es la bajura, pero en este hexagrama ella está representada precisamente por esta razón como elevada, puesto que está ubicada en lo alto, sobre la montaña. Ello muestra el efecto de la humildad en los hombres modestos y simples : ellos se elevan por este hecho.

Friday, April 18, 2014

Un hermoso dixit.



La Karla, cuyo impulso de trascendencia excede los límites y restricciones de la forma, de los contornos y recovecos del espacio y del tiempo, pareciera limitar su existencia a renglones, a párrafos llenos de letras muertas.


(Un hermoso dixit) .

Thursday, April 03, 2014

Fausto no quiso ir a la primaria por los colores rotos. Mis caricias son minimalistas en este jueves hegeliano. Esto no es un beso. Esto no es una reminiscencia. Esto no es la escena estelar de las bocas encajadas en la voracidad de todos los tiempos. Me remito al vaivén de medianoche entre tus piernas. Al arrecife políglota que habita en la garganta de los cometas de ámbar medieval y. Doy tres vueltas. Tres. Hay lectura de labios barrocos en las meditaciones de las brujas blancas. También, habito en una canción como influjo sin dirección y dejo de pensar.

Soy esferoidal
Soy reluciente
Soy aquello que te previene de todo resplandor
Arcaico
Llamémosle, firmamento de sintaxis desquiciantes.

Por eso, al salir del primer nódulo del tiempo, ya estaba intacta en la porosidad de la lluvia, mis dientes deletreaban las señales de las buganvilias y un niño a gritos agolpaba sobre mi vientre. Debo decir que, las caricias se volvieron  francesas, y ya no me saltaba la angustia de los planos desconocidos, pues  podía configurar la arquitectura de siete cielos posteriores, y postrarme en la ataraxia de un medio día sin cicatriz. 

Luego, la conjetura volvía a rasgar con mayor intensidad la sinapsis de mi sangre y era necesario borrar la cartografía excelsa de la noche. Cualquier hedonismo irregular deviene insuficiente cuando levitamos como un lienzo sin orden empírico posible. Eso de inventar las letras  mientras contemplamos la agudeza de los rayos inconvenientes de calor. Nos permite subir tal escuadra de dragones: Limpios. Concretos. Finos. Torrenciales.


Tengo varios libros en las vertebras, pero ahorita lo mejor es.

Salir.


Blog Archive