Thursday, March 29, 2012

humanidad amorosa

=¿Què estàs pensando?


_________________.


¿Cuàl ha sido la època màs amorosa de la humanidad entera?


[...]



love-k

Wednesday, March 28, 2012

Una foto de K 2005.

no esperar nada.

Es verdad, “el maestro tiene casi diez libros publicados” y es muy joven. La disciplina, el empeño y el esfuerzo son cualidades de un sujeto que en algunas ocasiones pueden provocar “admiración” o “envidia”. Pero de esos asuntos, no quiero hablar aquí. Escribir. Lo que me jaló al monitor, fue una imagen, de ese maravilloso profesor, muy estresado  caminando muy rápido por la sala de cómputo. También recordé, que no tengo ninguna imagen otorgando alguna sonrisa desinteresada y tierna  a sus alumnos. Aunque debo confesar, que algunos días sí lo he visto caminar maravillado del caminar por los árboles en la universidad. Todos los días son poéticos. Pero el miedo por “avanzar” y “sobresalir” a veces nos vuelve apáticos ante lo “milagroso” y “azaroso” de la existencia. A veces uno no necesita hacer nada para que las cosas sucedan. Otras, uno tiene que actuar con precisión y claridad. Es como aprender a leer los ritmos de las estaciones, las lunas y los planetas en el universo entero. Sí, en el universo entero que es uno. Y tener la suficiente confianza, de que a veces es mejor esperar a que “sucedan las cosas”. Estos días han pasado muchas cosas inesperadas, bendiciones, ha de ser porque estos días no espero nada.
Por cierto, hay otro “profesor” que si acaso tiene dos libros, pero su ritmo y percepción; siempre me han parecido más enigmáticos y elegantes que el profesor de los diez libros.

Mi fin es literario, no històrico. El arte narrativo y la magia. JLB.

Sí. Es cierta la necesidad de explicarse el mundo a través de los filtros conceptuales, como cierta es también la ansiedad de querer anticipar el tiempo. El mundo de la esclavitud en todos sus aspectos, no solo el material, parece ser que ha estado vivo en bastantes tiempos. Unos arriba, otros abajo. Eso del poder puede ser una patología igual de insignificante tanto en un personaje que legitima su discurso en las izquierdas o en las derechas. El peligro del posicionamiento social, y su respectiva identidad autoral, es precisamente el creer que tiene la voz y autoridad para detener el nombre del movimiento y encapsularlo  en conceptos anteriores. Otro síntoma de los lenguajes revoltosos que proclaman la defensa de la “justicia social” es que, luego con el tiempo, tienen discípulos, seguidores, “fans”. El cuerpo empieza a adquirir ciertos mecanismos de vanidad, orgullo, soberbia o  en otro caso, olvida su mortandad, y de ahí, que quien sabe si uno deba arrodillarse o no ante tales profetas.  Si bien es cierto, que los discursos ZEN, también pueden ser víctimas de esa sintomatología, la comprensión “verdadera” de esas palabras, se denota en el brillo de la mirada, en el caminar lento, en el respirar humano. Y por supuesto, en no tener ese afán por tener “seguidores”. Sé, que a veces es difícil, asumirnos como “simples mortales”;  en ocasiones los mecanismos de socialización están tan enajenados o ciegos, que la mayoría de las veces, el otro, espera un discurso sobre: “lo maravilloso e importantes que somos”. Lo he observado miles de veces. En cambio, cuando uno calla, eso pocas veces se aprecia como virtud; sino al contrario, en ciertos momentos se pueden elaborar juicios sobre “la poca inteligencia del sujeto” porque “pobrecito”  no tiene nada que decir.  En fin, creo que lo más maravilloso de nuestra existencia en este planeta es asumir nuestra pequeñez y mortandad. Vivir de una manera simple y feliz, evitar las élites, en cualquiera de sus matices, y sospechar de aquellos que  halagan en exceso.

[meditaciones de la simplìsima mortal junto a discusiòn: el arte narrativo y lamagia]

Tuesday, March 27, 2012

La carroza de Parmènides desliza poemas digitales entre varias pantallas. La pantalla cero de rojo zigzaguea señales como tundras a vainilla de mar; la otra pantalla, la astral, polariza cometas barrocos entre los listones de mis costillas. Signaturas de soles blancos queman mis corneas; al ciclo izquierdo, alguien tira runas en internet, y una frontera implicada duerme. Siento pasar aforismos extraños por mi hígado. Es obvio, un sueño tan simple y categorizado bajo algún renglón psicoanalítico, es algo torpe. Nulo de narrar. La única señal del sueño es volar. En eso estoy totalmente de acuerdo, con los egipcios y algunas tribus australianas. Mexicanas, implicadas. En frontera. Al pulso, dormí.
                                   
La carroza estranguló serpientes de sal, arañe  robóticas de  luna. Así, empecé a orbitar experimentos oníricos a voluntad. La primera pantalla volar hacia usted. La segunda pantalla. Desaparecer. Entonces, hay que volar. No hay otra. Sí. Volar. El calendario y las geometrías más próximas así lo marcan. Señalan. Tengo un listón dorado protegiendo mi cintura. Nadie puede dirigir mis sueños. Excepto yo. El  motor de vuelo instalado en mi tercer ojo como florimancia kafkiana. Indica:_______ Despegar. Volar.


Friday, March 23, 2012


1.

El concepto de “interconectividad” está empezando a despertar ciertas sospechas en mi conciencia, ahora, cualquier explicación tanto en disciplinas científicas como artísticas que se consideren actuales hacen uso de esta representación que se pusò de moda, hace precisamente, casi cincuenta años. El problema de los conceptos “normales” es que se empiezan a volver tan nombrados, tan normales, tan ideológicos que dejan de captar la movilidad plegada que tanto presumen atrapar. Existe, en este sentido, una dislocación temporal entre el uso del concepto “ontológico en si” y el concepto “ontológico actual”. Es decir, que mientras pensamos que estamos explicando algo, la temporalidad azarosa navega más rápido que nuestros esquemas mentales lentos y caducos, y la explicación se vuelve una cuadratura que ya no atrapa lo que sucede en el presente. Una posibilidad de alcanzar la velocidad del universo subatómico, radicaría precisamente, en ir construyendo lenguajes capaces de fluir a una velocidad más rápida que la explicación conceptual de una época. Conocer con gramáticas que se van construyendo paso a paso en cada movimiento generado en el universo, sin tratar de nombrar y reconocer hacia un “tiempo atrás”. En este sentido, la mayoría de las explicaciones tienen aproximadamente medio siglo de letargo temporal. Eso pasa por ejemplo, cuando nos sentimos cómodos de explicar el mundo desde un fundamento supuestamente compartido, que no es otra cosa más que la legitimidad de los momentos. El ojo común o mirada legìtima por ciertas comunidades supuestamente regidas por acuerdos precisos y compartidos. Por eso, creo que es importante, retomar la explicación conceptual del mundo como metáfora. Pero como metáfora inmediata, no como metáfora encasillada en registros anteriores. Algo así, como un tipo de poiesis futurista que está siempre adelantada en el tiempo, esperando la lucidez del espíritu más despierto de una época para captarlo.

[registro en proceso, 16:21, 23-02-2012]
Inicio-Insertar- Diseño de página- Mantra de sanación- Vive en Tijuana- La lámpara de Diógenes- Cinco siglos después- Documento dos- Marco teórico-Té Verde- Mc Cormick. Lo anterior puede ser una imagen inconexa, o la confabulación abstracta para crear un alfabeto plegado. Me encanta la mirada en la ternura descarnada. Eterna. Me encantan los delirios mediterráneos. Bajo esta óptica, la geografía simbólica de las hechiceras portuguesas decantaría en un sintetizador con frases otoñales. No es el riesgo de las escenas  construidas. Es la flama de una salida totalmente desquiciada ante la vorágine final. Límite. ¿Acaso, no pusiste su cornea en un panteón? Norton security scan. Vibraciones meta teóricas. Atáxicas. Me canto a mí misma. Alguien huele a los perfumes de las perspectivas discretas cuando me ubico en el futuro. Siempre hay un círculo desértico apretándome la nuca. Son estos textos que salen en dos minutos y medio. Sin corrección alguna. Es solo el registro de un micro-momento. Que ya acabó.

Wednesday, March 21, 2012

:::;;;;;;______________.

La escritura es el registro de mis escaleras espirituales.

__________:

Recibí una carta de la diosa blanca a media noche. No podía dejar de pensar en el vicio aterrador de ocupar una posición en el mundo: Un nombre importante. Pero el balbuceo crepuscular de esa diosa loca me arañò la mano mientras dormía. Sí. Me arañò la mano como pajarraco de inframundo. Me puse vitacilina sobre el rasguño y aquí  la señal sobre mi mano. Extraño los vinos noctambulares de las tentaciones cirenaicas. Ha de ser esa la signatura que coagula mi ombligo entre manzanas rojas. Cuando respiro hipótesis futuristas. De mago muerto en tres siglos posteriores. Ha de ser bien hermoso tener una noche pirrónica con sonidos arriba del renglón. Me gusta perder el tiempo en la narración. Me gusta el registro de los lapsus incoherentes como gritos bien fuertes entre las puertas de los oasis. Me gustan los párrafos que se borran al revés. No me gusta enojarme con la diosa blanca. Pero los nombres importantes nos tornan irreverentes. Serviles. En ocasiones. Y es mejor pensar un copy paste taoísta. Y pensar en la mortandad de los planetas y galaxias y montañas. Y todo. Es ligero ser mortal. Recursos literarios inexistentes en un libro denominado el grado cero de la escritura. Escrito y legitimado cincuenta años atrás.
Uno de los micro-instantes por los que arriesgo tres chocolates blancos y exceso de cafeína; podríamos nombrarlo: ataraxia suave. Luego después entonces.  La armonía preestablecida en mis huesos se disloca, estanca o se vuelve un espectro.  Son las  orquestas ajenas de algún escalón espiritual no resuelto. Acribillado. O velado por algún dedo sin sol. Tres horas sin estar enamorada es aterrador. Enamorada de la vida, de usted, de todo. Luego después entonces. Me vuelvo tan terrible. Que me aterro de mí. Me vuelvo un infiernillo insignificante; va, a dónde va esta humanita con tanta prisa? Entonces, después, luego. Las horas no felices son un desperdicio no zen. ¡Qué intolerancia vivir sin aureola! Luego después antes en el futuro. Medito. En algún lugar me robaron la energía. Me tomo una vitamina. Un vaso de agua con extracto de plantas homeopáticas. Lavanda en la habitación. Exorcizar el espacio. Media hora de cabeza sobre almohada blanca. Un paseo por las rocas imaginarias de la playa en la mano de alguien muy querido. En pocas resonancias,  hago de todo por recuperar la vibración. Por destapar mi cuerpo. Por VIBRAR EN EL ELAN VITAL.  Muchas flores de naranjo sobre el coxxis y las pestañas. Plantas raras en el agua del baño. Ritualizar. Sacudir la cabellera. En definitiva el amor no entra en mi cuerpo. Han de ser los eclipses y las ideas occidentales del fin del mundo. Pero esta noche. Esta noche duermo bien serena otra vez. Y lo kitsch, ya no me molesta. Ya no me molesta nada esta noche. Estoy vibrando como amor amarillo. 


Monday, March 19, 2012

[en un lugar bien feo]

Si uno uno uno. Una. Tiene el pecho cerrado, atrofiado, demacrado. Lo mismo mismo da:
Tokio-Estambul- Shangai- Paris o whatever you want.
En un  microminuto.
Hubo un espacio donde…
El asombro abismal apareció entre las geografías más vituperadas de la ciudad. Sí. Era un lugar anti-estético moderno. Feo en pocas palabras. Pero la luminiscencia llegó. Nos abrió la sangre entera sin pocas palabras.
Entonces;
En un lugar bien feo
Hizo acto de fe
Un nirvana breve
Barato
No minimaloso, tampoco vanguardista.
Muy poco agraciado.

Aprendí a sentir la belleza experimentada al portar  esas lentejuelas de jeans del mercado.
E instantáneamente
Todas esas cosas que me parecían tan horribles, desaparecieron en el siempre;

Ahora lo bello ES lo esencial. ESENCIAS ESENCIAS ESENCIAS.
Saludar a esa señora vecina que no ha leído ni cinco libros. Ni dos. Ni uno. Ninguno. Pero sus ojos brillan brillan brillan. Más que alguna mirada intelectual.
Pero;
¿Dónde venden las esencias? [Ahora,  pregunto]
Al ciclo________.
Una voz:
Las esencias gratuitas SON:

y

^[un loop, otro loop, otro loop] Tatatarara Tatatararara

NO se anuncian 

"Nòtese-Escùchese"

NO ____A____Tatatarara Tatatararara

(la falsa mercadotecnia del  gurú y demás pantomimas al respecto).  
Llámese como se llame,

siéntase como se sienta.

Aplaudan donde aplaudan.
ESENCIAS ESENCIAS ESENCIAS

Tatatarara Tatatararara.

1.

Nulo de narrar.
La única señal del sueño es volar.
Desaparecer.

Yo seguía volando sin comprender la misión de los vuelos.


2. renglones cortados sin ritmo pero pegados.

Tenía el deseo de visitar a Gogol. El camino está cerrado como corazón encolerizado.
Entoné tres canciones secretas.
El amor no está entrando en su cuerpo.

Sigo dormida entre las sabanas de franela amarilla,
Nada saben de las manzanas que resguardan mi habitación.

3. un Arkè digital

La verdad está en la carroza de Parmènides. No sigas buscando más.

4. El desierto en el 2005

En el desierto me siento mucho más segura. El desierto combina perfectamente con mi configuración espiritual.

Ahora entiendo.
Soy agua y fluyo por bastantes ríos.

           
[…] fragmentos subrayados por una cruz de “diario de un viaje astral”.



Saturday, March 17, 2012

[fraginalàmbricasdeamor]


El vuelo inició cuando mandé una esfera rosa a mi entrecejo.  Perdí la gravedad poco a poco como el deconstructor de la cámara de kirlian en un párrafo futuro. Las fuentes digitales de Ba, me abrían la puerta al túnel blanquísimo de diosas. La levitación inconexa de mi sangre en otra sangre. La sangre diosa. Preñaba mi carne como muerte serena. Un texto plateado con algunos códices atolondraban mis cervicales entre el brillo de las trayectorias. Seguía volando. Atravesando poemas de infancia y juventud, arrecifes faunos, lluvias inalámbricas de amor.

Monday, March 05, 2012

bonitaeinteligente inteligente bonita.

La verdad es que siempre he sido una chica “nerd”. La identidad “zapatilla dorada” o “zapatilla de charol rojo” son o fueron una simple exploración etnográfica de la feminidad.  Nunca me ha interesado la teoría de género, tal vez por la poca experiencia y diálogo que he tenido con algunas mujeres que se fanatizan al respecto. Y mejor huyo…   Fausto dice que tiene una novia en el kínder, y le digo: ¿es inteligente?, a lo que responde automáticamente, es bonita. Esto me hace pensar que la estructura lingüístico-genético-masculina tiene una gran carga semántica en la representación de la imagen-concepto mujer en el cerebro hombre. Entonces, como tampoco soy fan de género y no lo quiero traumar le digo: Ah! Es bonita e inteligente, qué bueno Fausto!

Blog Archive