Thursday, December 30, 2010






(=(=:



Voy en el aire. Hay turbulencia. Mi vientre se balancea extrañamente. Escucho Margaret Yosa. Hay turbulencia. El Bocho irá a recogerme al aeropuerto. Tengo un poco de hambre. Esperando a los bárbaros de Coetze. Poco a poco. No logra seducirme como para terminarlo de leer durante el vuelo. Me parece algo convencional. No obstante, hay algunos pasajes metafóricos de naturaleza onírica. Muy bien armados. O quizá vividos. De repente algunos cuadros me recuerdan a V. Frankl.


Pasan las vendedoras de cerveza. Estos vuelos de último nivel. Aparte de que me tumbaron cincuenta dollares. Porque olvide imprimir el pase de abordar. La pseudo multa  es el precio de una cena rica en el restaurante argentino de Mty. Que no recuerdo como se llama. No importa. Iré. Se acabó Margaret Yosa. A paw in my face. The field. Es divertido escribir desde este lado del universo. Me encanta el barniz azul marino sobre mis uñas. Mi anillo de plástico. ¡Qué felicidad!



Instante metafórico similar al vuelo poético San Diego-Madrid de Rina Batori. Ese personaje que he estado inventando la última semana de Diciembre. Entre la lluvia y mi carro nuevo. El sonido-las bocinas. ¡Qué trivialidad! Pero. ¡Qué felicidad! Y en ocasiones no encuentro sintomatologia alguna para encontrar al redención hacia Batori. Me congela. Nos congelamos mutuamente. Huyo hasta mi casa del cerro. Con un sonido denominado no spring breakers. La sigo pensando en el trayecto de la mesa de madera. Del café público escolar. Donde acostumbro beber mi espresso. Doble. Si la lucidez de mis sentidos así lo ameritan. Más claridad. Otro espresso doble. Por favor. Y llueve y las llantas de mi carro se ensucian. No importa. Tengo que llegar hasta mi casa del cerro. Atravesar el horroroso charco de lodo. Despacito. Abrir la puerta de madera. Cerciorarme de que todo está bien. Limpiar mi cocina roja. Si. Mi cocina roja.

Prender el incienso. Las veladoras. Sentarme sobre la cama a observar el mar por un momento. Ver como han crecido las plantas que sembré durante el verano. Dar dinero a los vecinos. Porque ya vamos a tener una calle menos lodosa. Y que la arreglen rápido por favor. Pues si sigo viva. En los próximos dos años. Quitaré el techo de dos aguas. Construiré el segundo piso. Y será una hermosa casa cubo minimal. Que no se cómo se llama ese estilo. Y si llego a vieja. Beberé vino con Fausto en la chimenea. Y bailaremos. Seguramente los cactus estarán gigantes. Si mi pereza toma la decisión de trasladarlos a unas macetas más grandes. Y te invitaré a cenar para besarte por tres horas. Entonces estaré lista para hacer una declaración amorosa. Triple. Si. Triplicidad al infinito. Pequeña belleza antikantiana. Fabricando telones amorosos en las cortinas de los ojos.



Lo sé. Se nota que Coetze no escucha música electrónica. Estuve a punto de cargar con un libro de Bellatin. Pero no. Era demasiado. Andar cargando cosas. Quiero llegar a Playa del Carmen. Sin tantas cosas. Y después a comprar ropa a Mty.  ¡Qué trivialidad! Pero que trivial te has vuelto. Podría decirme una voz masculina en el pasado. La arrogancia hippie. Y tú. Y tu. Fenomenologìa del espíritu. ¿Dónde ha quedado?


A lo que quizá podré responder. Es la escenografia que me contiene. La externa. Lo público-empancipador. Y si te digo. Que. Anoche estuve orando. Que sentía un triangulo mántrico en mi útero. Mientras pretendía dormir. Que no tengo nada de miedo. Que a veces vuelo. Y pronuncio palabras-mágicas-extrañas. Estoy tan protegida todo el tiempo. Y que eso no puedo escribirlo. Que escribo lo falso. Lo hipotético-comercial. Que algún día llegare a la cumbre del escrituricidio absoluto. Que me gustaría que todos fuésemos felices. Sin necesidad de publicidad. Que me gustaría que todos. Love.Sin necesidad de competir. Decirle a todos cuanto los amo. Sin necesidad de aterrorizarlos. De decirte que hay amor.


Es cierto: Voy a una pirámide.

Tuesday, December 28, 2010

De lo abstracto a lo concreto. Sin ningùn papelito ridiculo de por medio.

Sunday, December 26, 2010

libro [ ]

A terminar mi libro. YA. Cuàl Abril ni que nada. YA.
Elaboro un discurso abstracto sobre el amor.      [Lacan]

Wednesday, December 22, 2010

Tuesday, December 21, 2010

La inteligencia no es publicidad.

:;:;::¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨








_____________________________________________________[...]

Monday, December 20, 2010

Despuès. YA EXISTE.

1.

Estoy esperando a Marciano en la banquita del instituto de investigaciones de física aplicada. En Ensenada. Al mismo tiempo empiezo a conversar con el guardia de seguridad; el cual me explica que tiene que aprender todo lo bueno de esta tierra. Entonces dice: “como aquí todo el día se la pasan estudiando: sábados, domingos y días festivos” Yo también “ya” hago lo mismo. Por eso, me traigo mi biblia, tomo mis apuntes y escucho mis cantos cristianos –dice, mientras me señala su grabadorsita con una sonrisa [ + `]

Dos horas después en un bar de música electrónica recuerdo esta escena y empiezo a escribirla. Para ello tengo que hacer un espacio entre los fragmentos posteriores. Regresarme y marcar unos enters para empezar a pensar aquí. En este espacio olvidado y futuro al mismo tiempo.


[Es importante señalar que estos actos retrospectivos solamente tienen la función de recordar o guiar al lector, mientras que los actos prospectivos lo comprometen a realizar un acto en el texto que debe escribir más adelante] Las marcas lingüísticas del posicionamiento en las disciplinas: Estructuras, voces y perspectivas discursivas]




Esta misma escena la recuerdo al estar bebiendo cerveza obscura una hora y media después. En la taberna. Mientras discutimos sobre la obsoleta actualidad de las teorías en los centros de investigación.



Pero, ¿cómo quieres que piensen más?, escucha la música, es música de hace veinte años. Y seguramente lo conciben como lo más actual. Le digo a Marciano, mientras sostengo el tarro de cerveza obscura y mastico algunos nachos con carne asada.


Luego nos mudamos a otro bar. En búsqueda de música un poco más actual. Algo al menos del año 2000. Pedimos cerveza nuevamente. Y al mismo segundo me sobrevienen unas ganas de escribir. Saco mi minilaptop –al fin, el bar está absolutamente vacío y nadie opinará nada al respecto sobre mi acto de escritura presencial-


Y sí, vamos a echarnos unas cervezas al lado. ¡Qué Wey! ¿ ya quieres ver nalgonas? [ jajajaja ]


2.

El algebra es como un tipo de estructuraciòn del tiempo. No recuerdo cómo, lo tengo apuntado en la libreta. La cuántica es como un tipo de algebra, YA! Como las algebras de Clifford. Esto es del siglo XIX.


Total estamos en el bar y suena algo como jazz en electrónica. Le digo a Marciano que pida minimal techno. El bar tender entiende minimal techno por “algo màs ponchable”


Asumamos nuestra “inactualidad de pensamiento”; sigo pensando, mientras nos dirigimos al centro de investigación científica de ensenada (CICESE).

Ciento veinte minutos posteriores, al llegar al cubículo de física aplicada, tengo una conversación cibernética con el antropólogo doctor en filosofía. Le narro lo absurdo de la situación. Hablamos de lo irracional oxidado. En efecto: preferimos la eternidad …


-Tendrás sueños metafísicos. [Últimas palabras ]

Friday, December 17, 2010

pequeña analfabeta [ ]

-------.,

Al fin terminè con mi anteproyecto de tesis y demàs actividades institucionales-divertidas.

Me la pasè leyendo a P. Anderson por la tarde para recordar todos los referentes
sobre arquitectura y posmodernidad.

Mañana subirè el nuevo nùmero de eSpiral 31.

Ahora puedo leer a M. Glantz con todo el tiempo del mundo.

Viva conacyt!!!

propiedad privada

Y bien:

¿Por què no ha de saludarte?

Quizà ... Bastantes propiedades de gran valor.

¿Serà?

tacones

Ok. aprendiò a usar zapatos altos de vez en cuando...

Los ùltimos acontecimientos teòricos del siglo XIX- XX
-como mìnimo- resultan irrelevantes.

Ante un:

!Què bonito vestidito!

En fin.

Thursday, December 16, 2010

¿humildad?

UN PROYECTO INACABADO.

Sunday, December 05, 2010

espìritu curioso.










Preguntas: ¿De dónde proviene la esencia de mi cielo interior? ¿Cielo anterior? ¿Cuántas vidas se tienen que vivir, para llegar a la auto-pregunta por la vida misma? Nacer para preguntar: ¿Por qué nací? Me imagino en un útero macrocósmico conectado a úteros microscópicos con miles de madres que me contienen al mismo tiempo; en múltiples mascarologias. Millones de partos. Muchos escenarios al nacer. Muchos tiempos para morir. Y luego renacer. Curarse, desentrañarse, enfurecerse, fatigarse, espiritualizarse. Llegar a cierto escalón. Creer tener cierta lucidez. Dominar el miedo. Desaparecerlo. Domesticar las ataduras egologicas. Domesticarme a mi misma. Triunfar sobre sí. Sin esclavizar a nadie.¿Cuántos millones luz pasaron sobre úteros y más úteros?  ¿Cuántas escenas de amor? ¿Dónde se pulieron los instantes eróticos que me trajeron aquí? Vaya: ¿En qué lugar del aprendizaje estamos?

Y mis tiempos  bebes. Mis tiempos de caídas abismales. Los tiempos del enamoramiento perpetuo. Tantas vidas y muertes. Me ponen feliz.
Tantas vidas tantas muertes amores míos. No obstante: los ángeles siguen especulando mi adopción. Los países que me han dado asilo. ¡Qué belleza, tanta vida!. ¡Tanta fecundidad! Los atardeceres tejiendo besos con las arrugas del cielo. Los amantes pariendo tactos en primera vez. Lagartos. Millones de espíritus colapsados con los millones anonimatos de Dios.

Luego  puedo imaginar un pedazo de alguna vida:

Hay infinitos espirales. Cuelgan millones de rostros. El mió. Los míos. Al mismo tiempo existe un holograma que refleja la mayor ignorancia que profesé en cada una de mis vidas. Mentiras se ven disparatadas entre un laboratorio rizómatico que detiene el estadio de ciertas egotecas; que van puliendo poco a poco, como estrategia militar, los aromas de las máscaras. Hay algunas que están a punto de despertar. Pero no lo logran; porque se toparon con un HALAGO en exceso trans-hedonista. Se pasan desapercibidos los aprendizajes, mientras las sustancias que experimenta el cuerpo con el halago siguen simulando un estadio celestial; confundiendo la mortalidad mundana con la inmortalidad de los dioses. Exacto: no soy Dios.

Tengo claros los caminos de mis sueños. Entro y salgo de otros mundos como si pulsara en lo cotidiano. Luego un diálogo imaginario con un espíritu curioso termina por anclarme:

D. Bohm: “Verás, también yo he sentido ese tipo de admiración y temor cuando era joven, junto con un deseo intenso de entenderlo todo, no sólo en detalle sino también en su totalidad. Más tarde aprendí que muchos de mis intereses fundamentales eran los que otra gente llamaba filosóficos y que los científicos tendían a despreciar la filosofía por no ser demasiado seria”.

No-k. La ciencia no es algo serio. No hay observador. Lo he visto en una película como diez veces. Me gusta la escena de múltiples pelotas en la cancha de basket ball. Me gusta la imagen de los electrones que nunca se tocan. Exacto: Nunca tocamos nada. Me gustan los experimentos de Emoto. Tengo agua en mi cuerpo a un 90%. Me gustaría que la investigación científica actual tomara en cuenta esta condición. Pero la gran parte de la investigación está llena de ciencia normal y  positivismo. Tendencia y posibilidad. El átomo solo es una tendencia. Dice Heisenberg a principios del siglo XX. Estamos a principios del siglo XXI y aún se habla de objetividad. Tengo muchas hipótesis para no medir. Heidegger dice que pensar no es medir. Bohm también.


[...+]

Thursday, December 02, 2010

Visita a los cubículos de humanidades. Entregar libros cartoneros. Establecer conversaciones con Felipe Lee y Víctor Soto. Al primero le narre lo divertido y afortunado de mi tema de tesis en el doctorado, la suerte que tengo de tener una tutora con formación en letras desde la licenciatura al doctorado. Luego le seguí contando lo gracioso que se pone la clase de estadística porque el “Dr.” afirma que si se puede hacer investigación partiendo de cero. Lo cómico de la clase cuando dice: ¿Y la filosofa que dice? Y yo y mis argumentos sobre Planck y mis compañeros jalándose el cabello porque el profesor vuelve la clase más amena con las preguntas y los comentarios –filosóficos- por supuesto.

Al respecto Lee, me dice que un filósofo siempre causa sospecha e incomodidad en cualquier parte. Seguimos hablando de mi búsqueda sobre los teóricos de Harvard para ubicar la tendencia del pensamiento institucional de los próximos años. Entonces le comento que los conceptos gringos de mi tesis no me han dado tiempo para seguir con mi exploración del concepto de inteligencia en Bohm, que quizá tenga algo de tiempo en las vacaciones.

No sé cuánto tiempo pasó, al final me pregunta por Fausto, y le digo que ya sabe decir Hawkings.

En fin, sigo caminando unos pasos y me encuentro con el maravilloso profesor V. S. Está leyendo un libro de Schneider sobre una mujer que colaboró con Vasconcelos y después se suicidó trágicamente en Notre Dame. Enseguida, le pregunto por Mishima, y me empieza a narrar sobre un ensayo de estética que publicó Ciruela y contiene perceptivas Zen, Budistas e hindúes. Concluimos que la filosofía oriental es literatura.

Regreso a la biblioteca leo un momento, y continúo con mi búsqueda de Mishima en el centro de cómputo. Leo los siete puentes; desconfío un poco de la traducción, al final duermo…


Blog Archive