Monday, April 29, 2013







Cuando una se sale del cuerpo por las noches a las tres de la mañana, los gnomos de anís de la enciclopedia de bacterias celestinas; la pueden a una medio asfixiar. Fingirla despierta en una alcoba observando como pasan las escenas sin modificar el tiempo. Luego ciertas venas cerebrales se estancan de un engrudo negro similar al estado de coma sin referentes; donde una despierta de un lado a otro, pero nunca está despierta. Es entonces, cuando alguna salamandra marina bosteza por algún planeta sin agua, y las resonancias le provocan costillas a la yugular. ¡Estás dormida pero te sientes despierta! Al cabo de un intento vil, recuerdas algunas sentencias hebreas y nada. NADA. No llegas al último renglón. Las vuelves a repetir y nada. En cambio, si eres aprendiz de las naderías astrales, puedes volar y volar y volar, y burlarte de todas las fantasmagorías implícitas de tus hábitos mentales. Diriges el viaje y tratas de modificar memorias futuras con el único objetivo de brillar. Al cabo de unos días, tres soles blancos modifican tu destino. EL ÚNICO  No determinado ni configurado por todas tus difamaciones lingüísticas. Vuelas enseguida a una red piramidal. Ciudad Luz.  Llegas al cielo y le tocas las manos a la alcoba de palabras muertas. Brillas. Minutos después, un contentarlo en proceso te revela la sonata más excelsa del mundo. Y. Lloras de felicidad. Quieres anticipar tres siglos de silencio. Tres siglos abocados a ese cuerpo tuyo favorito. Él. Siempre entonces. Derramamos cometas electrónicos en la arbitrariedad de los días mudos. Sí. Lhin puede ser el posible culpable redentor. Luego, la canción más perfecta del mundo acaba de parir tres adivinarios estoicos en un carrusel de símbolos perversos. Somos la dinastía oracular del bosque de los anti.besos. Mover entonces, el volcán ardiente de plegarias irreverentes. Venid pues, a las tres de la mañana, a la misma fotografía. A la misma mirada, a la misma, esa, una. Yo.  

Pseudo-ciencia


El concepto de pseudo-ciencia como obstáculo epistemològico.
Lo siento, Mr. Bunge.

Sunday, April 28, 2013

Caminar.

Existe la posibilidad de un "ser" que ha leído el tao te king por años y sigue caminando igual. Da conferencias sobre el tao, enseña el tao, predica el tao. No obstante, camina igual. Y eso no es otra cosa que aquella develaciòn que hizo Reyes sobre el estilo: No hay concordancia real entre el ritmo del libro en sì, y el ritmo vital del lector en sì. De cierto que, se pueden digerir enciclopedias enteras sobre cualquier naturaleza y seguir caminando igual, porque caminar es encontrar el estilo tal y como lo concebía este mismo autor: Descifrar el detalle íntimo y original del elan vital atravesando el cuerpo entero de uno y, luego comunicarlo en su entera unicidad. Entonces, caminar presupone un nivel de comprensión. Por eso, no creo en los que caminan con prisa, tampoco en los que caminan sin contemplar. Pues caminar es un proceso poético que no sólo entraña el movimiento fisiológico del cuerpo. No. Caminar es una percepción en estado de abierto con conciencia instante a instante del mayor nùmero de eventos alrededor. Conciencia. Caminar es tejer poesía al andar. Caminar es un acto poético y uno de los estados màs excelsos a los que cualquier humano puede aspirar. 



...29-04-2013
Escribir sin videncia es algo menor.

hipòtesis futuristas.



Niveles de la investigación y posibilidades de las revoluciones cientìfìcas.

La mayoría de las investigaciones cientìficas se quedan o estacionan en un nivel diagnóstico o descriptivo. Es decir, las hipótesis son obvias, o en el mejor de los casos, se sitúan en un campo de comodidad. Algo similar a lo que nombró Khun "ciencia normal" -hace casi sesenta años por cierto, y que todo mundo repite una y otra vez- y que posee el valor de la seguridad y estabilidad. No obstante, existen otros espacios, otros tiempos, otros lenguajes, otras aproximaciones que no habitan en el paradigma de la normalidad y, que en su intento por querer superar o transgredir, caen en discursos un poco falaces o poco serios. Llamèmosle a ello, el discurso de la posmodernidad. Pero, para no caer en dualismos y regresar a lo mismo, intentaré crear una hipótesis futurista sobre el futuro de la ciencia -literario, por cierto- para construir un nuevo monopolio cognitivo que no caiga de un lado ni del otro. Asì pues, aprovecharé la tesis benjaminiana del animismo en el lenguaje, la tesis "los mensajes del agua" del investigador japones Emoto  y las tesis de Cramer y Bohm sobre "la existencia actual del futuro en ondas retardadas". Ello con el propósito de diseñar sistemas cognitivos futuros basados en la afirmación. Para eso, se necesitará una depuración de las estructuras lingüístico internas de los individuos -que incluyan no sólo el ámbito cognitivo, sino también el emocional- para imaginar realidades armónicas y perfectas a partir de cualquier momento, y a partir de cualquier individuo. De tal modo que, pensar el futuro de una manera afirmativa no constituya ni tome en cuenta los eventos traumatìcos del pasado -cualquier pasado- y sea posible crear una enciclopedia colectiva de la felicidad y la vida libre. De esta manera, la DUDA como mecanismo de pensamiento resulta obsoleto (eso ya lo habìa visto Nietzsche a propòsito de Descartes) y tambièn erradica la crìtica como mecanismo de opiniòn nazi hacia las actividades de lo otro. Este pensamiento y estos discursos futuros tienen que vibrar en 525 HTz que es la resonancia del amor. 



Sì. 

Monday, April 22, 2013



Hay veces que estamos a punto de entrar al cielo, y una signatura extraña aparece de la nada, y nos retrocede algunos escalones. Encrucijada. Otras veces, llegamos y permanecemos algunos minutos. Gozamos, volamos, deliramos.  Luego, pasan sucesos extraños y nos volvemos a torcer. Pueden, por ejemplo, aparecer todos los aplausos y halagos del día en exageración, o esa extraña tentación que produce la fama instantánea y el dinero. Entonces, dejamos el cielo otra vez, por siglos y siglos. O tal vez, por minutos. La cuestión, es, que existen leyes raras en el multiverso, que nos ponen todo a la perfección para que regresemos al cielo y las ignoramos.  Quizá, se necesita tener mucho valor para abandonar al ego de tiempo completo. Quizá…




Existen humanos que cuando se van hasta el fondo del abismo, solicitan ayuda del ego y es comprensible. Existen humanos que para creer en lo que hacen, requieren de la aprobación del otro y también es comprensible. Finalmente, todo es comprensible en este plano terrestre. Finalmente, todo eidos requiere nombrarse para obtener materialización. Finalmente, todo es comprensible.
Amor:

Eso se llama la capacidad para ser luminiscente a cualquier hora.
Hay bastantes cosas que suceden sin el escrutinio de la lógica. A eso, Roger Penrose lo llama: La estética del milagro.

1.

Al final de los 33
comprendì todo.


2.

En mi pròxima vida
nacerè despierta.

3.

Largo fue el camino
para conquistar
la cosmogonìa
de mi yo pensante.

Entonces, afirmar una arquitectura para la construcciòn de un plano existencial
perfecto:

Cero fatalidad. Cero victimizar. Cero dudar.

Afirmar.

Siempre es la palabra favorita.

Aquì.

22-04-2012

Glosa a lo abstracto.

Sunday, April 21, 2013

Escritura y videncia:

Hoy, prefiero la telepatía.

New Order + Catulo

Catulo, New Order,
Espejario

Catulo New Order,
Numerario

Catulo, New Order

Contentario.

Salamandras de un volcán luz:

Invocar su luz en la rodilla,
no presupone travesura alguna.

Druida futurista:


¿Eres tu la pescadora de sonrisas infantiles?


love

Estamos enamorados.

Tuesday, April 16, 2013






Hace algunos años acudía a un grupo de Ki Gong porque me había cansado de mi temporalidad de ese momento. Tomé lo que tenía que tomar, y después me fui. Con el tiempo, comprendí que los humanos no estamos al margen de tomar la batuta o de creerse el líder o sabio del momento. Insisto: Por eso partí. O para ser màs clara: No podía conformarme con esquemas de percepción ajenos, ni con cuadraturas del mundo ajenas, ni con vivencias ajenas, ni con temporalidades ajenas, ni con nada de nada.  Es decir, con otras experiencias. A ese lugar llegué porque tenía que llegar, era un destino a priori dentro de mi camino. Y en ese lugar conocí a quién tenía que conocer y me fui con ella. No había comparación de conocimiento. No había comparación de trato ni de amor. Sin embargo, con los años, también de ella, he aprendido a tomar distancia cuando es necesario, puesto que, he aprendido a comprender su humanidad.  En fin, a mi no me vengan con sus habladurías de new age eso es demasiado occidental como para ocupar espacio en este conocimiento. Pues, finalmente: el conocimiento no está en el conocimiento.




Mis noches estàn llenas de Virgilio
dije una vez, tambièn pude haber dicho
de Hôlderlin y de Angelus Silesius...

La viajera querubìnica.







Una clase de Filosofía partiendo de la conciencia trascendental en Husserl, tan solo para derribar la artificiosidad del significado. Tan solo para acoplar –al menos de manera celosa- esa estrechez gramatical que nos contrae. Luego, recurrir a  lo trascendental en Kant para llegar al  pensar no es juzgar, pensar no es categorizar. Pensar es salir a pasear. “El alma es un cristal y la divinidad su brillo”. Al segundo, epojè no encuentra lenguaje alguno para salir del texto. Entonces, recurrir a Angelus Silesius e invocar a Pessoa esotérico. No constituye locura alguna, en estos días de Abril a las seis de la tarde.

Tuesday, April 09, 2013

no hay inicio.



1. Sabemos, además, qué aporías esperan a toda teoría de la ostensión (Wittgenstein), y se puede afirmar de modo más general que, si el referente diera acceso directo al sentido, no tendríamos ni signo ni lenguaje. (Frege, Merleau-Ponty).

2. Díficilmente se puede apelar al significado mismo, so pena de caer en un platonismo de caritcatura o en un determinismo fisiológico que negaría toda originalidad al lenguaje y volvería a encontrarse bajo la autoridad wittgesteiniana (el argumento denominado del lenguaje privado).

3. Se recordará que según Sausurre, significado y significante son indisociables, recto y verso de una misma hoja: parecería deducirse que sólo del significante se puede extraer el signo de su identidad. El significante es, con toda claridad, la cara material del signo: así se evita un materialismo vulgar sin evitar el materialismo a secas.


No obstante, ella no quiere una doctrina de la materialidad del significante. Ella desea la idealidad del significante. Espiritu sobre materia. O, la anulación de esa fantasía denominada materia. Juguemos, pues, en ese parque de  aporías irreductibles, en ese bosque de tortugas tuertas. O mejor aún: al hablar y enmudecer de los poetas. Pues, los enunciados escandalosos y carentes de sentidos (son, en el mejor de los casos) una semilla incestuosa que pretende abordar la gruta de la imaginación. Es, entonces, cuando el peligro acaece en ese privilegio llamado memoria. En ese privilegio llamado: cero nombrar. "No se puede evitar, por tanto, la complicidad con la metafísica" Tampoco, podemos evitarnos. Todas esas paradojas de la histeria y el recuerdo son la fascinacion de la comedia. Luego, después: sonríe y permanece en silencio.

Y, una vez, aniquilado todo pensamiento anterior, quizá podremos deletrear: El Pentagrama Fronterizo.

Saturday, April 06, 2013

Estoy en una felicidad que no depende de nada , como esa que señalan las grandes doctrinas orientales y que tiene una duración indefinida. Todos los deseos son ausencia de esta completud que ahora siento. También los pensamientos. Sin embargo, la biografía sonora de mis últimos seis años, fue demasiada exacta para ubicarme en el dónde soy, en el dónde estoy, y en el dónde no he habitado.

¡Maravilloso!

Friday, April 05, 2013

empirista *



Yo no nacì para el empirismo.

Thursday, April 04, 2013


Certeza.


Un baúl helénico atascado de certezas.

Wednesday, April 03, 2013



¿Verdad aletheia que no te engañé, durante aquella histeria del fin del mundo?

2007-2010.


Ven, colúmpiate en mis venas. Ven, colúmpiate cual noúmeno encendido en silencio escandinavo. Sube: sonámbulo de lumbre, ciego de planetas,  harto de sonido. Recuerda todos los planetas imposibles mientras jugamos a derribar sarcófagos, a petrificar cigarras, a edificar mares de papel. Seré tú Fausto jugando a los signos escondidos. Seré tu arcano favorito en la puerta ardiente de muerte y lluvia espinosa. Luego, cuando tu sueño quede vencido en el hilo de una esfera, verás mis tres nombres atravesando la frecuencia etérea de toda esa gramática ancestral. Recuerda, al borde, no hay nombres: hay colapsos,  hay filos, hay espejismos.  Hay un solo diminuto instante sin traducción. Hay un solo diminuto poeta vencido por un a priori irreductible. 
Callado, el jardín de flores eléctricas, recibe los espasmos de aquellos primeros besos. Al instante: una mirada hegeliana. La habitación fibrosa de gritos cirenaicos. ES.  Un solo click, y todo vuelve a mojarse de esa elegancia sutil,  de escenas estelares. Y como todo es estelar, callamos.  Y como todo es estelar, volamos. Y como todo es estelar, estamos al inicio, otra vez. ¿Verdad, aletheia?

Tuesday, April 02, 2013

A la parte más bella de su espíritu.

A esa.
 *

Aprendí a leer aves, mientras mi mano seguía abriéndose al filo de la luz. El agujero en la carne atravesaba la corologìa del terror en turno. O, de la ausencia en turno: arkè.

Corruptor.

Hay un concepto que es el corruptor y el desatinador de los otros. No hablo del Mal cuyo limitado imperio es la ètica; hablo del infinito. Yo anhelè compilar alguna vez su mòvil historia...

J.L.B
Estamos enamorados.




Yo no soy renacentista ni tengo tres heterónimos o esas cosas raras que pretenden  superar el límite del orden. A mì, la sucesión solo me señala líneas, jardines alquimistas, metáforas aisladas en la sonoridad ámbar de esta media noche.

Hoy no puedo volar en esa fuga irremediable de tus tinieblas. Tampoco en la arqueología escéptica de los traumas infantiles. No pretendo nada. No pretendo nadie.


¿Recuerdas?

Cautiva (estoy) del orden imperfecto de todos los espacios:

en todas partes y en ninguna en todas partes y en ninguna en todas partes y en ninguna

Cruz.

Atemporal.

Yo no soy renacentista.





Brujurista en epojè.
Brujurista  coleccionista de  besos cirenaicos.
Brujurista Sì

Brujullista:


arcaica, curiosa, ambigÛa, caprichosa.

Brujurista, sì.

De tal suerte, 


Vivo de sagrada escritura. De sagrada música. De sagrada emulsión abstracta de miradas
Encajadas a la sincronicidad uno menos tres explicaciones sobrecargadas de todas esas
Veces en las que simulaba

La supresión de ese ciclo

Cero intelectual

Ardor:

Todo es tan sencillo.


Esta noche taoísta
La soberbia de esas cartas no dadas
Padece una mìnima traición llamada
YO


YO
en la poiesis absoluta de los dìas
lucidos, descalsos, profanos

YO

colmada en la ignominia sinceridad
de estar anclada al vòrtice perfecto
de esa ingenuidad llamada
felicidad


...Yo, esa, aquella, toda.


YO tan ingenua, tan feliz, tan nada.

Monday, April 01, 2013

Happy times.



Conceptualizar la creatividad, desde una explicación orgánico-positivista, me parece incompleto e irrelevante. Crear es ponerse en la frecuencia del Orgòn y esculpir universos invencibles. Pero bien: eso no lo dije en clase. En clase, después de las trilladas definiciones psicológicas (vía las mismas escuelas de siempre), opté por decirle a los alumnos que la creatividad es irse atrás de un espejo, encontrar un mundo interno, regresar e inventar un lenguaje nuevo para proyectarlo. Les dije que no olvidaran tres palabras: transgredir, develar, y transmutar. Después los puse a crear su propia definición, pues creo que, una gran parte de repetir lo que ya pensaron los demás es ese miedo a pensar por nosotros mismos, que no es otra cosa que nombrar bajo nuestro propio esquema cognitivo-vivencial. Al cabo de unos minutos, quedaron más conformes con la definición del espejo. Enseguida, me dispuse a beber chai para recuperar energía cerebral, pues me esperaban Las Palabras y las Cosas en su segundo capìtulo: Hablar: Lenguaje, soberanía y discreción. Fue una clase fascinante, pensé muchas cosas, jugué a muchas cosas, inventé o reescribí varias interpretaciones. Es decir: bailé entre varios filtros. Escribí 5500 en el pizarrón para imaginar 5500 sustantivos y, frente a ello, el símbolo del infinito. Entonces, les dije que los números por su naturaleza sagrada sobrepasan en posibilidades a la actual numeración de palabras en nuestra lengua española. Volví al ejemplo de la enciclopedia celeste, volví a Hobbes, volví a Borges… y después de pensar, pensar, y pensar. Terminé narrando la vida trágica de Dostoievsky, entonces sabía que eran las 5:40 y que debíamos parar. Mañana nos espera el cuadrilátero del lenguaje...Luego después, El Grado Cero de la Escritura.

El futuro de la Quìmica.



Tengo muchas ideas futuristas sobre mi tesis, pero cuando trato de trasladarlas al formato oficial, al esquema oficial, me bloqueo. Percibo que existe un encaje forzado en el pensamiento científico, que al tratar de comunicar el pensamiento tal cual, se diluye o pulveriza dentro de los cánones de institucionalidad. Pienso en el futuro de la investigación histórica en Tijuana, pienso en los múltiples registros marginales que subyacen a los discursos históricos y que, también, contienen infinitos referentes sobre el imaginario de la ciudad. Pienso que la imaginación es un concepto marginal dentro de los cánones de la historiografía; porque existen otros conceptos con más estatus ontológico que el juego y la creatividad, pues estos implican una recreación estética. Y ello, no es otra cosa, que esa marginalización que se dio por los gramáticas del siglo XVIII que al formular sus tratados de lógica procedieron por un orden analítico, puesto que la literatura (esa gran aliada de la historia) aún no existía en los márgenes de representatividad heredados de la época clásica. Sin embargo, creo que con la investigación narrativa, se vuelve a dar una amistad entre los discursos historiográficos tradicionales y la llamada imaginación literaria. Y sí, como pensè alguna vez: “El futuro de la ciencia es literario”. 


*El futuro de la Quìmica y la Fìsica. 

...

Blog Archive