Monday, April 30, 2012

Tao y arquitectura.

“Espacialidad”

La espacialidad japonesa tiene un fuerte componente experimental. Por ejemplo en un viaje lo interesante está en el propio viaje, en el camino que lleva de un lugar a otro, y no tanto en el punto de destino. En algunos recorridos de los proyectos arquitectónicos japoneses se produce un cambio en la concepción espacial: de un espacio de "penetración" se pasa a un espacio de contemplación.

El espacio no está condicionado por sus formas y medidas, sino que es percibido por medio de los cinco sentidos, que se despliegan en el espacio – tiempo.

Así, uno  puede darse una idea de la concepción de la espacialidad japonesa y de que el concepto de espacio no está separado del tiempo sino que es un solo concepto: espacio–tiempo. Y de aquí nace un vocablo llamado "Ma".



“El Ma”

El vocablo "Ma" se refiere a la distancia natural entre dos o más cosas que existen en continuidad; en términos temporales, la pausa natural o intervalo entre dos o más fenómenos que se suceden.

El "Ma" se presenta en el diseño de los caminos de piedras de las casas tradicionales japonesas, las piedras determinan la forma en que se caminará, organiza el proceso del movimiento de un lugar a otro, determina el ritmo de desplazamiento, presentando una perspectiva distinta desde cada piedra del camino. El "Ma" se asoció al Kami (espíritu) e indica el lugar donde éste desciende, estableciendo la frontera entre el espacio profano y el espacio sagrado.

Otro espacio que surge del pensamiento taoísta, a partir de ese principio de la dualidad, es el "engawa".

“Engawa”

Como manifestación de ese equilibrio de fuerzas conocidas como el yin y el yang, nace el engawa espacio japonés que está comprendido por debajo de los grandes alerones de la casa, este espacio es denominado espacio gris, es un espacio que rompe con la tensión de opuestos interior – exterior, se unen y se confunden, o bien es una técnica de crear una continuidad entre naturaleza y edificio.


[M.A. Orozco Medina]

Sunday, April 29, 2012

real love

Los seres humanos somos extraños ante los “fracasos”. La identidad pública, o la imagen que proyectamos hacia los demás, en este mundo global, es la raíz clave de todo esto. Las caídas en un sentido material o espiritual, son sólo oportunidades que nos brinda el universo para ascender: a la nada, a la despersonificación, a la libertad, a la armonía. En esta trayectoria, desaparece la obsesión de actuar o crear para dar gusto a los demás, o para legitimar identidades pùblicas: Identidades del éxito. Luego, cuando se hincha tanto el ego, Nietzsche no duda en gritar: aguas porque a la menor picadura puedes desaparecer. Entonces, es tan extraño esto de las caídas, y por supuesto eso de las levantadas. Y aquí, lamentablemente el “orgullo” es una emoción primordial, para reaccionar ante el supuesto fracaso. Lo ideal sería levantarse sereno, callado, alegre… Lo ideal. Pero, desafortunadamente, esto pocas veces es una opción. El “yo” tiene que salir a decirle al mundo: miren aunque me hicieron pedazos me levante. Ahora, soy mejor que ustedes, otra vez.

Fluir, fluir, fluir…es una opción…o la risa, la risa, esa risa, a propósito de Nietzsche.

Thursday, April 26, 2012

Jugando con Merleau-Ponty



P e r c e p c i ò n

“El conocimiento se presenta como un sistema de sustituciones en donde una impresión anuncia otras impresiones sin nunca dar razón de ellas; en donde las palabras dejan esperar unas sensaciones como deja el ocaso esperar la noche. La significación de lo percibido no es más que una constelación de imágenes que empiezan a reaparecer sin razón alguna”

H o r i z o n t e

“El horizonte es, pues, lo que asegura la identidad del objeto en el curso
de la exploración, es el correlato del poder próximo que guarda mi mirada sobre los objetos que acaba de recorrer y que ya tiene sobre los nuevos detalles que va a descubrir”

C u e r p o

Nuestro cuerpo es el horizonte de nuestra percepción, “el centinela que asiste silenciosamente a mis palabras y mis actos”


Hipótesis de K.

P e r c e p c i ò n

Es irrumpir en la invisibilidad traspasando el límite gramatical. No hay materia-forma. Los (a) esquemas mentales no reconocen formas. Pulsan vibraciones, tonalidades. Identifican los phatos espaciales en una condición atemporal. Abren y rompen. Por lo tanto, no hay recuerdo. Conocer no es recordar. Conocer es palpitar sonoridades irracionales. Y dejarlas transitar en la noumenica infancia donde danzan. Libres. En habitad. Sin forzar una territorializaciòn-traducciòn conceptual.


H o r i z o n t e

No hay horizonte e imagen. Tampoco sentidos. Hay pliegues sin lenguaje. Nos implicamos en un enmudecimiento tipo horderliano. Sin interpretarlo desde la locura y la medicina psiquiátrica institucional. Al contrario, un “luminario” infinito aparece como revelación.

C u e r p o

El cuerpo. El cuerpo. Ese. Siempre lo han explicado mejor los chinos. No hay nada nuevo bajo el sol, a propósito de Hume.

medicina china.

Exceso de pensamiento


Esta emoción es similar a la precaución, pero se refleja específicamente en nuestra capacidad para el trabajo mental. El bazo puede verse afectado por el exceso de pensar empeorándolo por la falta de ejercicio y las comidas irregulares.


Un bazo débil puede manifestarse en la obsesión por el orden y el detalle; hacer listas interminables, contar las calorías o convertirse en un maníaco de la pantalla del ordenador.



Wednesday, April 25, 2012



Pulsu (m) plantae. Un proyecto de mi amiga Leslie Garcia.

Aquì:

http://lessnullvoid.cc/pulsum/category/proceso/

Monday, April 23, 2012


Hay muchas frecuencias, tonalidades, "moods" en los que uno puede vivir. Lo importante de todo ello radica en comprender, en cuàl vibraciòn vivimos mejor, en cuàl tonalidad hay menos màscaras, en cuàl tonalidad fluìmos sin obstaculizar o acribillar al otro.

[happy mood]
Soy completamente segura de lo que soy.

¿Alguna objeciòn al respecto?
Uno no necesita "ser" nada para brillar. Uno brilla porque brilla y ya.
Y bien,

¿Cuàntos siglos de conocimiento
estamos contemplando?

mantras en youtube

http://www.youtube.com/watch?v=CR3dM-GlZK8

Thursday, April 19, 2012

La gaya ciencia.

El conocimiento y la creación tienen que surgir a partir de la alegría. No desde la frustración o la desesperación, o en términos de globalización -por así nombrarlo- , del estrés o de todas esas enfermedades que producen las múltiples maquiladoras en sus diversas manifestaciones.
Y si usted padece alguno de estos males, es recomendable que, escuche mantras tibetanos (you tube), tome té de las doce flores (soriana, calimax, etc.), consuma homeopatía, flores de bach, practique yoga, salga a pasear un poco, o disfrute de la vida. El mundo no se va a terminar. Usted sí. Usted puede morir, o padecer alguna de esas enfermedades tan terribles, otra vez; producto de las múltiples maquiladoras en sus diversas manifestaciones.
[Reflexiones a propósito de un recuerdo breve sobre la Gaya Ciencia]

Tuesday, April 17, 2012

El día que murió la adicción por el diez.

Hoy  durante mi trayecto cotidiano en la carretera Ensenada-Tijuana,  vinieron a mi mente  algunas imágenes de mis compañeros estudiantes de filosofía. Algo así como 2004-2005, todos ellos mentes brillantes con inteligencia cognitiva poco común. Esos debates giraban hacia la construcción del “líder de la clase” o el que tenía más lecturas hasta el momento. Entonces, si querías “saber más”, o ser “más inteligente”, tenías que leer tres o cuatro veces más de lo que te dejaban en clase, y construir la mejor interpretación. Claro aquella que coincidía con la ideología en turno del docente.  Era un hacernos pedazos silenciosamente por crear una identidad del que “sabe más”. Aunque, debo resaltar que la búsqueda por el conocimiento en la mayoría era algo realmente genuino. Era algo que llevábamos en la entraña, en cada uno de nuestros órganos. Era ese deseo por explicarnos el infinito. Por eso, estábamos ahí, y no en otro lugar. Por ello, no nos importaban los discursos triviales sobre “la muerte de hambre” del filósofo. Deseábamos el discurso que contiene todos los discursos, es decir, la ciencia madre, la ciencia más ambiciosa de todas. Despuès, eso terminó, y sentí la satisfacción de conseguir dos “diez” con aquellos profesores que nunca le ponen “diez” a nadie.  Era como la continuidad de la identidad “nerd” que había construido desde la primaria y demás fases educativas. Era otra vez, lo mismo. Entonces, un día de la nada, apareció en mí, la reflexión sobre la poca nulidad o valor del “diez”. Ciertos días en que los premios y los diplomas de logros intelectuales, no me habían dado la fortaleza y claridad para resolver cosas de la vida cotidiana, situaciones sencillas, prácticas de la vida  en donde eso realmente no sirve para nada o sirve muy poco.  Con el tiempo, eso me llevó a descubrir la cualidad amorosa de los humanos iletrados, o de los humanos que no tienen acceso a la educación formal por así llamarlo. Y también eran sabios, y sabían cosas pequeñas pero certeras. En definitiva, existen esos días, donde ni los mejores libros ni los mejores discursos, te resucitan. Son esos días en los que aprendes a  percibir lo sereno y callado que es el transcurso de la vida, y también,  que la voracidad por el conocimiento, a veces no es una de las formas más eficaces para llegar a Ser. Al final, al inicio, al principio, el balance es una opción. El balance, la serenidad, la voluntad…es quizá la coordenada exacta donde uno tiene que estar, segùn la escalera espiritual en turno.





Monday, April 16, 2012

Escritura e invisibilidad.

 
Ayer,  durante mi visita por playas de Tijuana, tenía que encontrarme con a mar abierto. Pero no nos encontramos. Fausto iba cargado de juguetes y dos libros para dibujar. Yo, por mi parte, me dejè acompañar por Meyrink, Rilke y Salomé. Sé que era demasiada mi avaricia lectora  por esos textos encantadores, y que tal vez no alcanzaría a leerlos todos; pero, no me importó y los llevé en mi bolsa. Mientras re leía mis cuentos de hace años (El juego de los grillos, la visita que J.H. Oberheit hace a las tempijuelas, los cuatro hermanos lunares) escuchaba rebotar la sonoridad de las olas contra las rocas de alambre y Fausto jugaba con niños desconocidos con pelota grande y verde. Una imagen maravillosa con la que siempre he encajado a nivel “sabiduría” es aquella que construye, o más bien, vivifica Meyrink al inicio de “La visita que J. H. Oberheit hace a las tempijuelas”: “Vivo”, o sea, “sigo viviendo”, así me explicaron, cuando siendo aún muy pequeño, fui llevado por vez primera a visitar la tumba de mi abuelo”. Luego entonces después, ello me lleva a sincronizar ideas sobre la transmigración pitagórica, el samsara budista, la reencarnación maya…La la la. Idea de inmortalidad. De. Precisamente, el inmortal de Borges, y de ahí la empatía amorosa de este autor por el alemán: “Meyrink creía que el reino de los muertos entra en el de los vivos y que nuestro mundo visible està, sin cesar, penetrado por otro invisible”. Por eso, por esto, sigo percibiendo que la escritura tiene que seguir develando invisibilidades, claro, la escritura con matices literarios, la escritura con aspiraciones platónicas, la escritura de lo eterno. Las otras, las otras escrituras  son sòlo siervas de los discursos representativos de lo real, es decir, de los discursos científicos tradicionales, porque inclusive, nombrar que la narrativa entra en el canon de la invisibilidad, es no nombrar, que cierta narrativa sigue siendo tradicionalista y apegada a lo “real”. Y bueno, para eso existe el registro tridimensional, el otro, el registro de lo invisible e imaginario es multidimensional. Además, siempre corre el peligro de  procurar hacer estallar la lengua: balbùcear. Deleuze sentía muy bien esto. Deleuze tan visionario, tan adelantado a los tiempos. Tan afuera del tiempo.

Otra liga existìa entre los dos: la pasiòn intelectual.

Wednesday, April 11, 2012

metàforas inalàmbricas.


La poética de esta noche es tan suave y serena que se antoja quedarse así por siglos.  Son micro-instantes que aparecen de la nada. Después de varias metáforas inalámbricas totalmente resueltas. Los cierres espirituales de uno a uno se revelan como besos mediterráneos  que se arrojan en cascadas de dar y estar. Con uno mismo.  Es saber que las palabras que se atoran en el hígado son solo ciclos lingüísticos que no se atreven a configurar nuevos mundos mentales. Seres. Situaciones. Amores. Universos. Pero cuando uno está tan lleno del otro y es uno. No es necesario nada. Da igual vivir en insectarios hexagonales de miel turca o en cartas estrafalarias de esquizofrenias paganas. Eso del amor es estar en todas partes con la gratitud que encaja en otro que es la totalidad y  que no se desvanece nunca.  Mientras el deseo el deseo el deseo. De no dejar entrar el amor al cuerpo. Por fracturas reduccionistas. ¿Qué otra cosa puede ser?  Lo pueden envolver en búsquedas que no terminan. Es bonito querer a muchas personas y relacionarnos cariñosamente. Pero definitivamente es más maravilloso enloquecer con un solo ser. Y alcanzar la altura de manera atascada, ilógica, plena. Absolutamente deliciosa. Eso es la vida amorosa. La normalidad amorosa de comerse la piel entera del otro. Y detectar las luces a la distancia más allá de cualquier cartografía lineal.  

Tuesday, April 10, 2012

Felicidad instantánea: No sé si fue Satie o el primer renglón amoroso de medianoche en  domingo abril menos tres__ Los diálogos esféricos de Ajmàtova a Poincairè siguen recorriendo mis rodillas como incendiario tarantular__ a r o m a s .Tantra. En palabra muerta. Danzamos. Viva siento entrar la sangre binaural  al edificio botánico de mi piel. Mi piel astral. Chocar__Pausar. Anclar. Mojar. ___________Un compás de 4_4 es  verano del amor en 1989. En la costilla de la esfera. Otra vez.  Deletrear los nombres al revés. ES. LA.____Lúdica vanidad de querer entrar. Entera toda. En primera vez. A la estatua piramidal que diluye los infinitos astrales en mi ombligo. A su ombligo.  Divinidad minimalista sintonizando vertebras eléctricas de mar. La teología abismal de la cereza más profana atraviesa la palabra. Orar. Es la culpa material de las lecturas orientales. Sangre avidya sangre anatman sangre sangre. Sangre. Claro, son los monjes lemurianos a la izquierda a la derecha_____ al girar la invisibilidada inalámbrica de este sol cuadrado que susurra un juego temporal inacabado. Es la robótica del amanecer en el vidrio de las zapatillas rojas. Cuando el instinto maternal de los planetas irregulares se asoma al insomnio de mis manos. Ella sangraba la ciencia de las ansiedades inexplicables. Y. La estética de las veladas futuristas sufría un exceso de vitamina C. La vitamina mental descansa en la web de los vestigios escépticos. Todo por el simple lujo de dormir. Aquí.________.Felicidad instantánea, algebras de Clifford. Cierra la búsqueda: Dos puntos y aparte. La substancializaciòn deviene al girar morir girar. En todos los tiempos. Ecualizaciòn. Abrir la búsqueda: el perfumista conceptual derrama siete lágrimas ante siete fenomenologías del espíritu sin traducción. Guardar archivo, cerrar la búsqueda, felicidad instantánea. Subir otra vez. Aquí.

Monday, April 09, 2012

21:22
www.cielablanco.blogspot.com Tenías razón: la fe es una delicia futurista. La hipotenusa de los sueños luminiscentes sigue fulminando trayectorias claras. Al momento de dormir_ Siempre lo sabemos todo. Entonces, los columpios oraculares revientan en la dirección atrás. Esa [][][] Formamos la imagen anterior. Sentimos la belleza anterior .Esta [][][] Una aguja en la vena cero treinta y tres besos a la izquierda de este corazón. Devela rocas musicales en la genealogía oculta de una abstracción arcana. La última ecuación es la de su espalda. La primera también. Duermo con el afán de entrar a la boca más grande del universo. Y atravesar varios espíritus ajenos. De obertura vaginal a obertura vaginal________.A._________ La señorita de las tentaciones cirenaicas. No le gustan las blasfemias blancas. Quiere volar. La situación renal de las urbes fronterizas se manifiesta en la duración de la contemplación de un atardecer. Por habitante. En ello radica la densidad de la ciudad. Tres habitantes no enfermizos instalados en el atardecer en pentagrama fronterizo. Tres. Curativa ancestral. La sublimidad latente de los abrazos imaginarios  rojos noctambulares. Entra aquí._____.A._divinario. Y por supuesto. Es hora de callar y dejar de acribillar el sin_sentido.
21:32

Blog Archive