Wednesday, September 29, 2010

nihil ^[Omar Kheyyam]


Escucha. Yo del mundo, ¿qué he recibido? Nada.
Que sea yo una llama de pasión, extinguida ¿qué seré?
Nada, nada. Que sea de Djemschid la copa, una vez
Rota ¿qué seré? Nada, nada.

Monday, September 20, 2010

eSpiral

Cierre convocatoria eSpiral 25 de Septiembre.

Thursday, September 16, 2010

El conflicto está en el hombre. A no ser que se resuelva ahí, no puede ser resuelto en ningún otro lado. La política está dentro ti; es entre las dos partes de la mente. Existe un puente muy pequeño. Si ese puente se quiebra por algún accidente, a través de algún defecto fisiológico o otra cosa, la persona se vuelve dividida, la persona se convierte en dos personas y el fenómeno de la esquizofrenia o personalidad escondida sucede.


Osho.

Saturday, September 11, 2010

Tuesday, September 07, 2010

religare.








oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo



[        ] La posibilidad de meditar y escribir al mismo tiempo. Es una paradoja irrisoria en esencia.

¿Cómo es la vida una vez liberada la mente del lenguaje?

Definitivamente no es aquí. Ni lo posterior ni lo anterior.

                                           
 [Instantaneidad inconclusa]


[          ] El instante está caminando. Todo el tiempo. ¿A quién se le ocurre fracturarlo, detenerlo, codificarlo?

Le quito el velo al mundo. Se lo vuelvo a poner.
Estoy en el límite del mundo.

[Wittgenstein al revés]

Sunday, September 05, 2010

P.

Solamente he visitado París en una ocasión. Y fue por culpa de H. Miller. En aquella época, creía en todas las maravillas y virtudes que describía en Nexus y Plexus, cuando quería huir de América con una de sus mujeres locas; para encontrar el paraíso perdido. Y es que en verdad, a mis veintidós años, yo creía firmemente en lo que relataban esas novelas. Así que trabaje y me fui. Y una vez estando en París no me enamore de París. El París que yo soñaba era mejor en las novelas y en la poesía. Creo que exacerbe demasiado al respecto.

Con el tiempo, un chico amante de la ciudad de las luces, en una ocasión me comentó, lo maravilloso de la arquitectura y los vinos. Todo el glamour que de ello se desprende. Tras su relato breve, con el escepticismo ocasional de ese instante le dije: París también es horrible. Luego, volteo y me miró con una cara: y ésta loca, ¿qué trae? Pero no dijo nada.

Pasado aquel tiempo, una chica en una platica nada fuera de lo común, presumió que era adicta a comer sopa de cebolla en un restaurante de Ensenada porque simplemente: “la servían igualito que en Paris”. […] ji ji ji


Me encantan los franceses, eso no lo voy a negar. Mis poetas favoritos son los malditos. Rimbaud me abrió el mundo cuando tenía diecinueve años, luego empecé a descubrir a los demás. Respecto a los filósofos, pues ni hablar,
Desde Bergson a Deleuze, sin olvidar a mi amado Antonin Artaud; siempre me han enseñado bastantes cosas en mi vida. Luego, los pintores, músicos, arquitectos… En fin, para no poner más nombres, sólo haré alarde de la exquisitez del genio francés. Eso nadie lo discute y la ciudad en sí, sin la miseria humana, es realmente hermosa.


A lo que voy es que la desgracia humana, la mendiga pobreza, es la misma: migrantes africanos vendiendo recuerditos, la clase media trabajadora –toda estresada y veloz en el metro-, niños hambrientos abajo de la torre Eiffel. Patético no!


Entonces, París también es horrible. Y el que está insatisfecho está insatisfecho aquí y en Tokio, o en cualquier otra parte. La onda de todo es percibir lo suficiente; y no dejar de sentir el infinito. Y no creo en el mejor restaurante del mundo, ni en el mejor hotel, ni en el mejor residencial…


Bueno ya.

Friday, September 03, 2010

fragmentarias [ o-1]


A ella la descubrí; simplemente por la furia con la que sacaba y metía  el cepillito del rimel cada vez que optaba por pintar sus pestañas.





El sonido del cepillito del rimel; me develaba el resto de las situaciones.





A ella la descubrí; simplemente por la manera en que fingía su sonrisa cuando quería manipular de cierta forma a su marido.





La sonrisa me proyectaba el resto de las situaciones.





A ella la descubrí, por el aroma que arrojaba su piel, ante ciertas operaciones financieras; en las que tenía que poner su mirada en la vibración hostil menos cero. Para demostrar su valentía frente a cualquier decisión masculina.








[………………………..]

fragmentarias [ ]

Pone los cuatro dedos de su mano en vertical  posición de hielo. Luego los mueve en posición robótica en tres microsegundos. El indicio de su trip superior. Se denota en la forma de mover su mano. Para decir: muévete rápido o te atropello. Y en ese gesto tan inútil y superlativo como si fuera una de esas ridículas princesas que aparecen en hola. Se devela toda su personalidad. […]

Blog Archive