Monday, June 30, 2008

Las letras para el

Amigo más enamorado del mundo.

(No hay final, nunca lo hubo)

Niño enamorado del mundo,

De su mundo y el mió.

Niño de todos los amores al mismo

Tiempo.


El niño pasión, niño del amor.

Amigo de la conexión.

Amigo de la magia y el sueño,

De los universos infranqueables

Por una mariposa prófuga

De las entrañas de ella.


Presa del pánico del olvido,

De las conspiraciones contra

La frugalidad de un abrazo

Incompleto. Animal.


Vamos a pasear y a insertar

Luminosos coralillos

En las sabanas de los

Ciclos errantes, turbios,

Serenos.


Vamos a imaginar que

Estamos todos juntos.

¿Recuerda?


Sì, vamos a jugar.

Dibujemos un columpio,

Ancestral. Imagine como la

Pasea a Ella en la eternidad.


Y así, con el regalo de la imagen

En la eternidad. Viaje certero

A ese instante, el de todos los instantes

El de ella, trace el trazo a su gusto.


Al de ella y al suyo. Usted experto

En el trazo de geometrías espiralicas,

Sin puntos y sin cuaderno.


Recorramos el regalo, el columpio,

La saliva. Y toda la luz, de aquí,

De ella y usted. Porque ahora

Sabemos que los finales

Son una fantasía.


Si, no hay final, no hay final.

Jamás lo hubo. Nietzsche tiene

Razón: el eterno retorno de lo mismo.


Por cierto: las líneas son mera apariencia.

Me gustan los círculos.


Los círculos, los círculos, los círculos.

Pseudopoema a un amigo desaparecido, por

No sé qué pregunta existencial.


Nihilismo, altanero, prisionero:

“Deja en paz a mis amiguitos”


Vamos a empaparnos de risas

Y sarcasmos. ¡Vamos a chalinear!


¿Qué si es el ser o más bien la nada?

¿Teología, filosofía y ciencia?


Esos Tíos en verdad enloquecieron.

JA JA JA

Vengan, ¡Vamos a chalinear!


Destello contagioso de carcajadas

De todos los colores, sabores,

Árboles, animales, espíritus,

Aires, sabores, cometas, piedras.

Te quiero a ti y al mar.


Paraísos, paraísos, paraísos.

Y no es Proust: Y sus verdaderos

Paraísos. Ni lo que está usted

Pensando desde su nihil copy paste


Todo es tan sencillo, que ya no sé

Ni quien dijo eso, y ni importa.

¿Pseudo poema valín? ¿Mal chiste?

JA JA JA.

Metáfora a mi ridícula vanidad.

Hay días, instantes, noches

Esenciales. En el abismo.

Y uno se abisma tanto

Que para levantarse

Se transmuta:

“En el más agraciado del mundo”.


Escepticismo, nihilismo,

Existencialismo. Vicios románticos

De mi corazón.


Y tú ridícula vanidad, amiguita

Mía, sales devota, inalcanzable,

De los péndulos viciados

de mi cerebro y espíritu.

A darme tu falsa mano.


Me seduces tímidamente,

Desde la ceguera de los

vientres y los

Precipicios celestes.


Yo, yo, y yo. Mi yollito.

Me engatusa usted ridícula vanidad:

Y ya no puedo ser una chica Zen.


Por allí, andas siempre

Astutamente, esperando

Cualquier caída vertiginosa

Para mostrar tu deliciosa

Astucia y engatusarme: canijilla.


Eres una resbalosa,

Vanidad mía, al primer descuido,

Me despojas sutilmente, de las pocas

Reflexiones Zen, que alcanzo

A comprender. Me

Desnuda usted, ridícula vanidad.


Y al carajo con el Zen. Vuelvo

A ser Yo, Yo, Yo.

Yo y mi yollito.

Para clavar sutilmente

La apariencia de quizá,

Una palabra de bondad, gratitud,

Alabanza o muerte.


Entre más íntima te vuelves,

Mi ridícula vanidad, más agudas

Se vuelven tus vestimentas.

Luego, ya no sé como

Gritarte que te largues,

Y te esfumes de aquí.


Estas adentro y fuera del telón.

He logrado asesinarte una y otra

Vez:


Al menos hoy, sé que soy una copia.

Soy una copia, soy una copia, soy una copia.

eSpiral 18

Amigos (as):

Los invitamos a participar en Revista eSpiral*, número 18
(agosto-septiembre 2008).

Pueden enviarnos cuento, crónica, ensayo, poesía, artículo, breve obra teatral, entrevista, reseña, obra plástica (escultura, pintura, fotografía, dibujo, grabado...)

Los textos deben enviarse en archivo adjunto, formato Word; la extensión no deberá rebasar las 5 páginas.

En el caso de obra plástica, deberá enviarse un mínimo de 8 imágenes en formato jpg.

Tuesday, June 24, 2008

En las colinas de infancias

Delirantes, nos deletreamos

Bajo el influjo del sol.

El boceto: es usted y es yo.


Los mantos boreales

Nos intoxican de la ingenua fragancia

de los besos de invierno.

Y permanecemos delirantes,

Usted y yo.


El ritmo certero de su juego

De niño, revela su dorso

impregnado de

pasión mujer-pasión hombre.

Todos los bálsamos,

lo han develado: En huella.


Te toco en la primera vez.

Y el asesinato es mutuo:

Yo también conozco sus estrellas.


Y, la alquimia es letal:

Es usted y es yo.

El atardecer deviene

Rojizo. Es verano cero.


El sol declina multicolor,

Expandido en todas esas

Búsquedas absurdas

Que jamás nos encontraron.


El boceto: es usted y es yo.

Es Rimbaud: usted y yo,

Y todos los amores que nos

Han crucificado.

Monday, June 23, 2008

La hitoria continua...

Había una vez, en el campo, un niñito, llamado Niño

Faustiko. Un día el Niño Faustiko vio una nube, más

redonda y suave que las demás.

¡Qué maravilloso, si bajara a jugar conmigo!, pensó.

Tambièn la nube había visto al Niño Faustiko y le había gustado mucho. Deseó conocerlo y descendió lentamente al punto donde estaba el Niño Faustiko.

“Buenos días, Niño Faustiko”

“Hola, nube, buenos días”

Y se hicieron amiguitos de Kinder.

Todas las noches la nube iba a darle un “becho” en su cunita espacial y todas las mañanas iba a despertarlo. Al Niño Faustiko le gustaba mucho esconderse en la nube. Dentro, no veía nada. Todo era blanco y olía a incienso de algodón.

Cuando olía a hierba y flores, el Niño Faustiko sabía que la nube había meditado en las praderas. Y cuando olía a brisa, y a estrellas nocturnas, sabia que había dormido en el mar. Pero el Niño Faustiko nunca se quedaba mucho tiempo dentro de la nube porque

se mareaba un poco.

Entonces, cuando venia el mareo, se salía, y empezaba a teletransportarse con su chupón volador. Al mismo tiempo gustaba tomar baños de nube. Cuando efectuaba ambas cosas, tenia la piel húmeda y se sentía lleno de frescor. Memorizaba todos los chistes del mundo, automáticamente.

Era un verano terriblemente caluroso. La nube decide marcharse a otra dimensión. El Niño Faustiko conoce la melancolía.

“Aun no eres suficientemente grande, tienes que ir al mar, a la montaña donde hay mucha bruma y niebla que te sentaran bien”

“No te vayas nubecilla, ya no me voy a marear cuando este dentro de ti, conoceremos

la magia de la risa y las mielecillas blancas, te prestare mi chupon”. “Te puedo instalar un suich super espacial”.

Episodio cero menos uno----- continuarà------

Sunday, June 22, 2008

Lnd y K.

K. IN LOVE dice:

es que supongo en arquitectura los sentimientos vienen de la misma esencia pero la representacion es distinta

K. IN LOVE dice:
es como encontrar el vortice donde cruzan arquitectura y poesìa

k_hoja en blanco

Friday, June 20, 2008

1.

Versión 3.0

Paseamos por las tardes

Sin dudas existenciales,

Racionales, irracionales,

Ò como se les quiera nombrar.

“Son problemas

De la adolescencia, me dices,

Mientras acaricias mi espalda”.


2.

Versión 1.0

Nos negamos el saludo,

Discurrimos en alguna

Platica trivial.

“El problema de las rupturas,

Es que uno sólo se centra

En los errores mutuos,

Y olvida las virtudes, me dices,

Mientras me dispongo a olvidar”


3.

Versión fémina 1.0

Tiene razón lo que dice,

Versión 3.0:

“Desde los nueve años

Me atraganto de libros de psicología,

Religión, literatura, y todo lo que

Se me ponga enfrente, y eso

Me ha vuelto algo infeliz,

Me dices, mientras termino

Estas letras. Y. Por cierto:

Dejo de pensar”.

Los humanos sì cambian afirmativo.
No estigmatizo, otorgo la posibilidad del cambio en mì
y mis seres amados.

Aquì y ahora en mi.

Para los que dudan de mi inocencia.
No es canciòn de Celia Cruz.

K. mamà-

Thursday, June 19, 2008

Primer Edipo.

(Los paraísos puros -no- han muerto).

K. sale corriendo despacio hacia un recuerdo extraño. El primer Edipo le llena el rostro
de una suave nostalgia. Vidas perfectas. K y los poetas malditos. K y los grandes pintores del renacimiento. Sus primeras preguntas existenciales. La libido infinita encajada en la duración perpetúa. El aroma de los oleos y la madera. Las paredes azules y sus muñecas despiadadas. El exorcismo de los primeros traumas. El estado cero de la responsabilidad. ¡Ah, como te amo Rimbaud! ¡Como amo el estadio dionisiaco de tus letras en mis pequeñas soledades!

Los pequeños golpes sadianos. ¡Ah, pequeño Sade! El insoportable estadio de las dulzuras silvestres; abofeteándonos la boca en puños de sandias rectangulares. Los amaneceres dragando la brisa de la inmortalidad. La holgazanería coronándonos las vértebras y el rostro. Placer menos cero. ¿Era, o no era el exceso?

Nunca escribo de ti, primer Edipo. Me abstengo de profanar aquellas bacanales. Pero hoy, las velas blancas, me otorgaron un recuerdo. La tentación destello en vértices delirantes. Es esta bella nostalgia, la que me llevo a invadirte un momento. Sólo este momento. Me despido imágenes de paraísos puros. ¡Invoco paraísos puros, bacanales puras! ¿Porqué no? Me afirmo hedonista, en este instante. Sólo en este instante.

Wednesday, June 18, 2008

Son dos niños. Somos tres.

Hay cordoncillos alfas

Deletreando esos saltos

En los que descubrimos

Como una aguja no entra

en el orgullo mundano

de los ciegos.


Ya se todo. Ya sabes todo.

Lo sabemos. ¿Cuántas llagas

necesitan las ideas?

¿Cuántas, cuántas, cuántas?

Somos niños. Somos tres.

Y nos sentimos tres.

C o n s c i e n t e m e n t e.

Tu tesis ha muerto, la tuya

Y la mía. La de los tres.

¿cuatro?


Ya se todo. Ya sabes todo.

Lo sabemos.

La duración no es de Bergson.

Es de nadie.


Somos niños. Somos tres y

Cuatro.

“Nadie” sabe

A palabra evolutiva,

Excelsa palabra. Fino paladar.


Somos niños. Somos tres y

Cuatro.

Es la catexia atravesando neurona

A neurona, diente a diente.

Hilvanando la pasión de sujeto a sujeto

De personaje a personaje.

Se abre el telòn.

¿Siente la diferencia?

Por cierto: el amor es cuatro, cinco,

Y seis.

Tuesday, June 17, 2008

Sos el niño planetario

De la esquina que discrimina

Absurdamente las letras.

Mis letras y las tuyas.

Sos el niño planetario

Sin imagen. Sos el dulce

Que se encaja en mi cintura

Cuando jugamos a ser

Avioncillos de papel.

Sos el niño planetario-interplanetario.

Que me esfuma en estrellas

Cuadradas y pinceladas

Tibias.

Son mis letras muertas y las tuyas.

En sus interconexiones

Puntuales. ¿Le sabe? ¿No sabe?

Sos el cuadro que me avienta a otro

Cuadro. El de todos los cuadros.

La interferencia que deslumbra

Sus cuentos y los míos al

Entendimiento absoluto.

Sos los que somos. Aquí sin punto.

Aquí sin nada. Niño planetario,

Muerte a verano certero.

No hay letras ya no hay letras.

No me lea, no me entienda.

Aquí es ( ) nada.

R. sobre el suicida.

Él probablemente sentirá el vértigo del quinto piso. Estado cero de la resignación. Treinta y tres veces tuve que amar sus intentos de suicidio. No por el efecto que producen las tinieblas cuando se apoderan de tu garganta, sino por el violeta profundo que irradia la muerte cuando la pretende. Forma pura de la seducción. ¡Que me lleve quien me trajo!

Aquí va un corchete. La vida y la muerte son indistintas para las inteligencias que saben profanar el infinito. Nada de indiferencia. Aquí va otro corchete.

La primera vez que intenté matarme tenía cinco años. Estaba convencido que era inútil permanecer en este planeta. Intoxicado por la certeza de una sensibilidad jainista decidí arrancarme los juegos. Tiré mi triciclo, las canicas y los cuadernos de dibujo, como primer acto de despedida. Después opte por destruir todos esos acontecimientos que no me pertenecían. La culpa no fue de Dios. Tampoco eran esas idas a la iglesia del brazo de madre, los golpes en las rodillas, o los brincos despiadados por todos los arrecifes y mares clandestinos. Pretendía ser un personaje sin nombre, con las manos tan grandes como para evitar cualquier intento de derrame seminal innecesario. Me fui infiltrando lentamente en la adicción por las caricaturas. Aquí va un corchete. El nombre de las caricaturas. Aquí va otro corchete. Ver la nota al pie[1].

Fue mi primer acercamiento al platonismo, porque al terminar todos esos acontecimientos lúdicos ya no sabía distinguir entre lo real y lo aparente. Mas no me producía angustia alguna. Volví a rendirle culto al simulacro, como una nube que se desnuda en la neblina con el rostro de dos lemures copulando. Las melodías eran de una clasificación nominal inglesa que usaban algunos burgueses a principios de los ochenta. Me decepcionaron por tomar la nomenclatura de lo normal. Tenía tanta apatía por el sentido común que aborrecía las labores domesticas.

Fue en ese tiempo cuando descubrí el placer de la blasfemia. Fingiendo oraciones, letras, multiplicaciones. Todo me parecía tan falso que decidí morirme. Aquí va un corchete. Aquí se muere. Aquí va otro corchete.

Volví a morirme a los catorce y a los diecinueve. Seguía vivo. Decidí aventurarme en la empresa de los jóvenes que se empuñan el corazón con dagas de marfil, y sucumben presos del pánico que provoca el desgaste de la amnesia. La culpa no era la mujer. NINGUNA MUJER. Seguía caminando, embriagado por la expectativa de un final indiferente. Nihilista, existencialista, pariente de Sísifo. Cualquier otra denotación intentando definir lo que sentía resulta obsoleta.

No es la única sintomatología que practico. A veces me acusan de irradiar una tonalidad y frescura juvenil desbordante. Es como si me bañara todos los días con el champú Caprice. De cualquier modo no pretendo ponerle fecha al suicidio. No quiero ser Borges [2].

Si de portar una máscara se trata, prefiero balancearme en el “abogado de la muerte”.[3] O salir a caminar por las avenidas de las plazas mundanas, a conseguir la siguiente víctima. No toman lo bueno. Se convierten en su propia victima por falta de un padre responsable y comprometido con la verdad. El síndrome se repite.

Para regresar al cinismo que representa mi quinto piso, me dosifico y empiezo a reflexionar: “Toda tentativa de considerar los problemas existenciales desde el punto de vista lógico está condenada al fracaso”. La tiro a la basura, y la vuelvo a aplastar. Me siento Gregorio Paz sufre el trastocamiento.

¡Gregorio Paz…Gregorio Paz…! -se escuchan las voces por el pasillo del pabellón-. Se acerca un hombre como de de unos 50 años, -dicen que es sexy-. Es más mentiroso que el futuro suicida. Le ha mentado la madre a Durazo, dicen que quebró una de sus avionetas. Hace años nadie sabe nada de él; pasa totalmente inadvertido en el hospital psiquiátrico de quién sabe qué lugar. Es el padre de la que escribe las letras. No sabe dar consejos porque, afortunadamente, no es estudiante de psicología.

¿Vale o no vale la pena vivir? Mejor voy por un plátano, son más divertidos que los kiwis. La relatora se queda en una historia corta. Se sale del tiempo. Probablemente no contesta porque se esta comiendo un melón. Ya no habla más. Se comunica telepáticamente. Se va por otro plátano. Se trastorna intelectualmente, sufre algunas contracciones. La gata la observa mientras se masturba. Le golpea los puntos del ojo con la intención de absorberle un poco del silencio escondido en el ámbar de sus flagelaciones. Aquí va un corchete. No es feminista, aunque su padre ame a los niños y jamás haya tenido uno. Aquí va otro corchete. Sus uñas siguen teñidas de la frialdad arrogante de su compañero ficticio. En la escena imaginaria la cintura de la que escribe las letras se empieza a asfixiar tras una sonrisa mutua por el lado trasero. Se conectan en el mismo instante. Hay más plátanos y menos kiwis.

La que escribe las letras saca otro dato cursi: Los saivas tenían un templo en Vindhyavasini, en donde frente a la imagen de Bhavani, la forma de la plegaria era cortarse la garganta hasta morir. Los pandavas en el Himalaya usaban el método de peregrinar sin pausa hasta morir exhaustos.

La cita no cumple con los reglamentos del formato APA, le hizo copy-paste. No sabe cómo demonios terminar esto. Tampoco hay ese detallismo maniaco-obsesivo. Disculpe el lector. Seguirá tratando de no pensar en eso, para no otorgarle el carácter de lo real. Teme que si cree en el acto suicida como “acto verdadero” se convierta en un “acontecimiento palpable”. No sabe llorar ni suplicar. Lo ha olvidado. Es tan necia que se queda dentro de un en un circo. Cuida el lenguaje y ve lo que quiere ver. Podría resucitarlo en este momento sin pedirle permiso. –SE ABSTIENE-. Probablemente en este instante ya resucitó. Sin embargo, la que escribe las letras ya no contesta porque se está metiendo en otro cuento.



[1] Este párrafo está inconcluso en este momento, porque la que escribe las letras, todavía no tiene la energía suficiente para meterse en la vida de ese niño a los cinco años de edad. Promete seguirlo intentando las próximas noches. Y revelarlo a la brevedad posible.

[2] Borges publicó en el diario La Nación de Buenos Aires (27-3-83) un relato titulado Agosto 25, 1983, en que vaticina su suicidio para esa fecha exacta, y del que declaró no haberlo cumplido «Por cobardía».

[3] Heguesías el cirenaico fue apodado «abogado de la muerte» por predicar el suicidio ante audiencias que terminaban por cometerlo, hasta que el rey Ptolomeo lo prohibió para restablecer el orden.


Monday, June 16, 2008

Es más, las creencias y las ideas no sólo son productos de la mente,
también son seres mentales que tienen vida y poder. De esta manera,
ellas pueden poseernos.


Debemos ser bien conscientes.



c o n c i e n c i a

Morin

Ningún dispositivo cerebral permite distinguir la alucinación de la percepción, el sueño de la vigilia, lo imaginario de lo real, lo subjetivo de lo objetivo.

La importancia del fantasma y del imaginario en el ser humano es inimaginable ; dado que las vías de entrada y de salida del sistema neuro-cerebral que conectan el organismo con el mundo exterior representan sólo el 2% de todo el conjunto, mientras que el 98% implica al funcionamiento interior, se ha constituido en un mundo síquico relativamente independiente donde se fermentan necesidades, sueños, deseos, ideas, imágenes, fantasmas, y este mundo se infiltra en nuestra visión o concepción del mundo exterior.




a l u s i n a ciòn

Sunday, June 15, 2008

te amamos fauto

te amamos fauto

te amamos fauto




----------------------------------------------------------------------------------------
----------------------------------------------------------------------------------------
----------------------------------------------------------------------------------------

En las cordilleras de los sueños amarillos

Divagamos: tu y yo.

Convocamos a finas extrañezas

Del alba, diluimos sutilmente las

Discrepancias de los años.

Concluimos en las pautas

Que nos juntan. Esta noche.

Pincelando las debilidades

de un coma inesperado,

derretido entre nosotros.

Divagamos tu y yo

Mientras nos encontramos

en la planicie de las cumbres

encantadas. ¿A quién le importa

mi nombre y el tuyo?

Si aquí, todo es uva y esa palabra

Tan amorfa que especula

Entre su lengua fina y mi

Cadera torpe.

Y yo no sè,

si es lumbre, es arena, logos

y nosotros. Tampoco sè

si eres tu o soy yo,

en la sentencia imperfecta

de los aromas que envuelven

nuestros besos.

Por cierto: cuando somos tu y

Yo en uno---en uno en uno en uno.

Friday, June 13, 2008

n i ño Faustiko.

Brota brota, papel de algodón.

El niño Faustino descenderá de su cometa multicolor.

Brota brota, brinquillo de algodón. El niño Faustino tiene un chupón. Es el chupón de multisabores con multidimensiones ancestrales. Cada vez que lo chupa, puede teletransportarse en diferentes puntos de la escala lunar. Hay lunas amarillas, lunas enojonas y lunas chistosas. El chupón posee un switch espacial. En el caso de la madre del niño, puede conectarse cuando Faustino emite mantas especiales. La sintonía comienza con los ojitos. Es mirarse madre y niño en un entramado de risas y ternura budica.

si ellos se dedican a la ingenieria les va a venir barbaro... una anecdota: un compañero de doctorado es ingeniero y cuando le pregunte porque se habia metido en el curso me contesto: LA EPISTEMOLOGIA ME CAMBIO LA VIDA, LA MANERA DE VER LAS COSAS.... el hombre es bastante impulsivo como veras, pero es un caso interesante.

Thursday, June 12, 2008


Provocar y pensar para mejorar. De todo y de todos tenemos algo que aprender. Del intelectual y del vecino de al lado. Porque el aprendizaje que transforma a veces llega de la mente y a veces del corazón. En ocasiones la vida puede ser densa y en otras ligera. Todo es cuestión del ánimo con que la vivimos y la interpretamos. Así queremos ser en Piensa INDIGO....como la vida. Sorpresiva, impredecible. No apta para aburridos.

Wednesday, June 11, 2008

A ti a ti titit. A ti (no) te disgustan

Mis distracciones maternales.

La pérdida del aura:

Mi deber ser madre en el mundo.

No!.No!No!


Yo no quiero ser musa,

Encantada, idolatrada, desquiciada.

Ámame, desde mi oscuridad

Mas dilatada, desde la cortina

De humo que perfuma mis

Entrañas en las noches

De especulativas densas.


Y regrésame al incestuoso

Bosque de estrellas y delfos

Sin nombre. ¿Se atreve?

No!.Yo no quiero ser musa,

Encantada, idolatrada, desquiciada.


Ámame desde mi brujería más

Torpe, desde el amuleto arcaico

Que desliza mis pasos en los

Sueños de caminos alienados.

No me lleve usted a ninguna

Altura ficticia. Flote a mi lado

Desde mi debilidad más

Desconocida. Ascendiendo

Lentamente en los arrecifes

de la imperfección. ¿Se atreve?


No!.Yo no quiero ser musa,

Encantada, idolatrada, desquiciada.

Por cierto: los amo a todos.

¿Se atreve?

Usted escoja, decida. ¡Que se va del país! ¿A quién le importa? Que no recibe mis invitaciones, un poco perversas, exuberantes, mal-intencionadas e indecorosas. ¿A quién le importa? Corre, corre, niño de las sustancias extrañas y escondites tímidos. Si usted prefiere puedo dejar de ser un poco perversa. Y solo caminar en sus montañas, ver los árboles y tomar helado de fresa. Hablar de Hesse y el medio ambiental. ¡Si seamos ecologistas! Puedo inventarle sus alquimias no encontradas, de la esfera profunda que derrama en su espalda cuando detonamos la constipación del cielo. Duerme, duerma niño de las esferas frambuesas, detonantes de besos luminosos, y silencios ancestrales. Aquí no hay libros. Aquí hay juegos infantiles, niñas y ninfas anestesiadas de quesos carolingios.

La k. se vuelve testaruda y extraña. Si esta K altisonante, irracional, sensible e insensible que se vuelca indiscriminadamente sobre pequeñas explicaciones del planeta. Se dibuja y desdibuja. Vuelve de la insolencia a la tolerancia. Luego encuentra la sencillez. Tal vez, la pierda o la recupere. La K. se siente estigmatizada. La K. se avienta al ego, lo degolla incestuosamente, y sale con los ojos limpios. En la K. no existen personas equivocadas. La K. de sus traumas infantiles secretos, los no dichos, los manifiestos en sus dolores más profundos. Y K. juguetea, explora carreteras, realiza visitas inesperadas, moldea reacciones. K es. K. es dos y tres y cuatro. La K. no niega un abrazo fuerte a ningún amigo. No hay enemigos ni enojos en K. Esa K. tan indiscreta y fría. Esa K. el limite de la pasión extrema. Si, K. la de los besos orgasmicos, la de los orgasmos a distancia. La que sòlo necesita que la miren para trasladarse al infinito espacio del orgon. K multi-orgon, K. sin limites. K. el exceso. K. madre. Ternura y especulaciones tibias. Eso es: un pedazo de K.

Còmo tener conciencia social y no convertirte en un amargado?




c r i s i s s o c i a l ..................................."""preocupaciòn"""" Bazo y pàncreas-----------



LUZ-----------------------PEMEX
e p i s t e m o l o g ì a



MULTIDIMENSIONAL


p r i m e r o lo p r i m e r o

Hacer ciencia para hacer tecnologìa... Humanos felices?

Hacer arte para educar.... Humanos felices?

Educar para tener mejores ciudadanos del mundo... Humanos felices?

Hacen falta procesos de depuraciòn interna. Hace falta una educaciòn que sòlo se centre en la curaciòn de sì. Creo que le damos muchas vueltas al asunto con todo lo anterior, y olvidamos lo esencial.


SER FRESA EN UN MUNDO DE CRISIS.

Tuesday, June 10, 2008

Encontrando origenes de traumas-----...

Bien. Phanta Rei. De acuerdo. Todo el camino lleva a una enseñanza.

Los entes mundanos que dedicamos mucho tiempo al cultivo del intelecto, solemos descuidar otros planos de nuestra dimension humana. Algunos momentos se vuelven tan pensamentales que uno descuida cosas tan bàsicas como el hacerle una llamada a su madre.

No es que este en contra del cultivo del intelecto, es un estadio, una fase necesaria para adquirir conciencia. Pero cuando se vuelve un vicio, en lugar de llevarnos a otro plano de conciencia, sòlo estanca y bloquea el desarrollo del resto de las potencialidades espirituales, como lo son la sensible, la intuitiva, la perceptiva-emocional etc.

A L E R T A

Monday, June 09, 2008

Srita. tantrika_________________________
____________________________________
__________________en la semi- doblez
Este blog ya se volvio algo muy kitsh. Ya no encontraràn nada de filosofia por el momento.
Sòlo encontraràn declaraciones de amor, historias de amor, oraciones de amor.






t a n t r a
.....................................................................................
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!----------------"""""""""""""
zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz
¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨::::::::::::::::::::::::&&&&&&&&&



t e a m o

Y al amanecer, los dioses le otorgaròn la inocencia, el perdòn, el amor. TODO.
no me idealices no me idealices no me idealices

no soy perfecta.



no me idealices no me idealices no me idealices

no soy perfecta.



no me idealices no me idealices no me idealices

no soy perfecta.




Por cierto: No busco sorprender a nadie. Guardarè silencio la mayorìa del tiempo.



J U E G A S ? ? ?

Sunday, June 08, 2008

Todas las metas privadas son neuróticas. El hombre esencial empieza a saber y a sentir: No estoy separado del Todo y no hay necesidad de buscar y sondear por mi propio destino. Las cosas están sucediendo, el mundo se mueve: llámalo Dios... Él está haciendo las cosas.

Ellas están sucediendo por sí solas. No tengo necesidad de hacer ningún esfuerzo, ninguna lucha; no tengo necesidad de pelear por nada. Puedo "relajarme y ser". El hombre esencial no es un hacedor. El hombre accidental es un hacedor.

El hombre accidental está, por supuesto, en medio de la ansiedad, de la tensión, del stress, de la angustia; está sentado constantemente sobre un volcán. Este puede explotar en cualquier momento, porque él vive en un mundo de incertidumbre y creencias como si fueran ciertas. Esto crea tensión en su ser: él sabe en lo profundo que nada es certero.

d e j a r de s e r un p o c o ciegos

Definitivamente uno cambia a partir del dolor. Tienes de dos sopas: Uno, o tu ego se vuelve màs robusto y tirano, ò dos, lo dejas ir, lento y constructivamente.

En mi estado de ego anterior, la terquedad y el aferramiento.

Ahora, sòlo quiero sentir la libertad amorosa. Entender al fin lo què es la inteligencia de
el ser inocente, al contrario de mi antiguo concepto de "inteligencia".

En fin, suena bonito, pero a como le cuesta a uno trabajo dejar de ser un poco ciego.

h i s t o i a de a m o r

Amanecí pensando en una bella historia de amor que me contó hace poco una nueva amiga. Era una pareja de enamorados que tenían sus lenguajes privados, juegos secretos y contraseñas. La duración en tiempo real y lineal fue de cinco años (Sin compartir su espacio) Un día decidieron hacer el ritual del matrimonio. Fue un ritual extraño y raro como ellos.

No pudieron convivir más de un año juntos compartiendo el mismo espacio debido a la nula practicidad, por parte de ella, para atender las cuestiones domesticas. Era tan soñadora e idealista que no pensaba en cosas tan prácticas como sacar bolsas de basura, lavar trastes, organizar la despensa. Razón suficiente para crear ambientes de discordia y neurosis.

Así las cosas.

n i ñ o s

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,



























































































































































































!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Thursday, June 05, 2008

patrones en la academia

El ego. El tema es el ego. Las relaciones humanas en torno a la producciòn de conocimiento yacen sobre el simulacro. Los estudiantes la pasan mal con los dres.Luego, cuando son doctores hacen sufrir a los estudiantes. Habrà alguien que se atreva a romper el patròn?

Y no sòlo son los patrones en la academia, son los patrones en las relaciones amorosas, en los trabajos. Son los ciclos.

La intenciòn es: despatronizarse.

A:A:A:

Territorial y caudaloso. Mi viejo amigo. Mi hermano, mi confidente, mi cómplice, mi amante y mi enemigo. Tu rio es un blanco cauce, en mi memoria, siempre mío...

Wednesday, June 04, 2008

quiero verte
quiero verte
quiero verte

___________________________________



OJOOOOOOOOOOOOOOOS

Monday, June 02, 2008

No se que me pasa últimamente, pero me gustan los hombres feos, rudos e ignorantes. Cuando veo a uno así le miro las nalgas, las manos, la espalda, los hombros, quiero asegurarme que le gusta el trabajo, la comida y las fiestas, que no sean delgados, fríos ni secos, que más bien sean cálidos, alegres, sencillos, conversadores. Me gusta verlos sonreír y detectar su nivel de cinismo-machista, su nivel de enajenación y poder, mirarlos fijamente hasta que ellos detectan que estoy fingiendo fineza, delicadeza y brillo.

Y me doy cuenta que ellos las prefieren igual, y que yo no estoy en ninguno de los dos extremos, que posiblemente me este olvidando de mi amor ideal, intelectual, gentil y caballero hombre afeminado. Entonces me pregunto quién soy. Digo mi nombre, recuerdo otros, trazo eventos, vacios, supersticiones, veo el reloj y es tarde. Tengo aun cosas que estudiar y estoy perdiendo el tiempo.

Blog Archive