Thursday, August 28, 2008

belleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moibelleza faustika cest moi
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito
bonito

Friday, August 15, 2008

En una sala de cine tú miras la pantalla, nunca miras hacia atrás. El proyector está detrás. La película no está verdaderamente en la pantalla; es sólo una proyección de sombras y luces. La película existe solamente en la parte de atrás, pero tú nunca miras eso, y el proyector está ahí. Tu mente está detrás de todas las cosas, la mente es el proyector; pero tú siempre miras al otro, porque el otro es la pantalla.

Cuando estás enamorado, la persona parece hermosa, no hay comparación. Cuando odias, la misma persona parece ser la más fea y nunca te vuelves consciente de cómo la misma persona puede ser lo más feo y también lo más hermoso... Así que la única forma de alcanzar la verdad consiste en aprender cómo ser inmediato en tu visión, cómo desechar la ayuda de la mente.

Esta colaboración de la mente es el problema, porque la mente sólo puede crear sueños... Debido a tu excitación, el sueño empieza a aparecer como realidad. Si está demasiado excitado, entonces te intoxicas. Entonces no estás en tus cabales. Entonces cualquier cosa que veas va a ser tu proyección... y hay tantos mundos como mentes, porque cada mente vive en su propio mundo.

Thursday, August 14, 2008

Alguna vez, sentì ese desprecio inconsiente que se tiene al profesorado en el paìs. Hace dìas, en una revista de modas o algo asi, leì que la novia o una de las novias de Gael Garcìa -jajaja-, dijo que en Israel a todos los profesores se les respetaba con una gratitud inigualable. Para la actriz, ellos eràn los primeros en entrar a un restaurant, por ejemplo, sin tener reservaciòn. Sòlo era necesario decir que eras profesor.

Lamentablemente, aquì, algunos lo asocian, con el prejuicio; "no encontrò trabajo", y por eso no le queda de otra màs que dar clases.

Bueno, les cuento esto, porque estos dìas ando feliz de dar muchas clases de literatura. Y no lo siento como un trabajo, es gratificante y divertido. Me siento ùtil en el mundo.

jejejeje.

Tuesday, August 12, 2008

Piero de la Francesca

El juego de las escondidas

Cuentan que una vez, en algún lugar de la tierra, se reunieron todas las cualidades y sentimientos del hombre. Cuando ya el aburrimiento había bostezado por tercera vez, la locura, siempre tan loca ella, les propuso a los presentes jugar a las escondidas.

La intriga, obviamente intrigada, levantó una ceja. Y la curiosidad, sin poder contenerse, preguntó curiosa: ¿A las escondidas?.. ¿Y cómo es eso?..

Es un juego entretenido, explicó la locura. Yo me tapo la cara y comienzo a contar hasta un millón, mientras ustedes se esconden; cuando yo termine de contar, los empiezo a buscar de a uno y el primero de ustedes que encuentre ocupa mi lugar para continuar el juego.

El entusiasmo bailó, secundado por la euforia. La alegría dio tantos brincos que terminó por convencer a la duda e, incluso, a la apatía, a quien nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar, la verdad prefirió no esconderse. ¿Para qué? -dijo- si al final siempre me encuentran.

La soberbia opinó que se trataba de un juego muy tonto, aunque en el fondo, lo que más le molestaba, era que la idea no hubiera sido de ella. La cobardía, mientras tanto, prefirió no arriesgarse.

-Uno... dos... tres... comenzó a contar la locura. La primera en esconderse fue la pereza, que como no podía ser de otra manera, se dejó caer tras la primera piedra que encontró en el camino. La fe subió al cielo. Y la envidia se escondió tras la sombra del triunfo, quien con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto plantado en el lugar.

La generosidad no lograba esconderse porque todos los sitios que hallaba a su paso le parecían maravillosos para sus amigos, y se los ofrecía: un hermoso lago cristalino, ideal para la belleza; la sombría hendidura de un árbol, perfecta para la timidez; las alas de una mariposa en vuelo, lo mejor para la voluptuosidad; una ráfaga de viento, magnífica para la libertad. Y así fue que terminó por ocultarse en un tenue rayito de sol.

El egoísmo, en cambio, encontró desde el principio un sitio buenísimo, ventilado, cómodo, pero por supuesto, únicamente para él. La mentira se escondió en el fondo del océano Pacífico... mentira... mentira... en realidad se escondió detrás del arco iris...

La pasión y el deseo, lo hicieron en el centro de un volcán y el olvido... ¡Oh!... ya se me olvidó donde se escondió.

Cuando la locura llegó a 999.999, el amor aún no había encontrado el sitio perfecto para poder esconderse, pues todos estaban ocupados, hasta que divisó un rosal y, enternecido, decidió esconderse entre sus flores. Un millón... contó la locura y comenzó a buscar a sus amigos.

La primera en aparecer fue la pereza, apenas a tres pasos, debajo de la primera piedra; después se escuchó a la fe discutiendo con Dios, en el cielo, y a la pasión y el deseo se los oyó junto al vibrar de un volcán.

Por su descuido encontró a la envidia y pudo deducir donde estaba escondido el triunfo.

Al egoísmo no tuvo necesidad de buscarlo, él solito salió disparado de su escondite, que resultó ser un nido de avispas.

De tanto caminar, la locura sintió sed y al acercarse al lago descubrió a la belleza. Con la duda le resultó más fácil todavía, no se decidía aún donde esconderse.

Así los fue encontrando a todos: Al talento entre la hierba fresca; a la angustia en una oscura cueva; a la mentira detrás del arco iris, mentira... mentira... si estaba en el fondo del océano. Y hasta al olvido, que ya se había olvidado que estaba jugando a las escondidas.

Pero el amor no aparecía en ninguna parte... La locura buscó y buscó. Detrás de cada árbol; en los arroyuelos; debajo de todas las piedras, en las cimas de las montañas. Y cuando se daba por vencida, divisó un rosal, tomó una horquilla y comenzó a remover las flores, cuando de pronto... un doloroso grito se escuchó... las espinas habían herido en ambos ojos al amor; la locura no sabía qué hacer para disculparse, lloró... rogó... imploró... y hasta prometió ser su lazarillo.

Fue así que desde entonces, que por primera vez se jugó a las escondidas en la tierra... el AMOR es ciego y la LOCURA siempre lo acompaña...

Este relato anónimo, que grafica tan crudamente el comportamiento de los sentimientos y virtudes de los hombres, me hizo pensar en lo maravillosa que se torna nuestra vida cuando esa locura de amor nos inunda y nos hace volar por el cielo, junto a las estrellas.

Y si en ese preciso momento, embriagados por el éxtasis, los amantes deciden crear un fruto de ese amor de locos, el resultado será un ser inigualable.

Monday, August 11, 2008

family days.

Mis hermanas leen y no miran tv.
Fausto toca la guitarra.

Madre descansa en el sofa,
y toma medicamentos homeopaticos
para eliminar el miedo.

Camino en la playa y duermo en los cerros.

A veces vuelo. Estas tu.
.
Z.

Friday, August 01, 2008

Amigos/as:
Los invito a leer Revista Espiral, no. 18 (agosto-septiembre 2008), hecha por dos animales menstruantes, Karla Villapudúa y Elena Méndez, lideresas del cártel cultural TJ-CLN.
La revista sobrevive a pesar de nuestras hormonas.

--A. Naess-- new love

Blog Archive