Tuesday, August 09, 2011



0.

f o u c a u l t i c i d i o. El cidio sobre el logos [ verbo imaginario]
explicaciones serenas.

cogniciones esgrafiadas


Acepta [amos] la presencia de figuras amateriales encriptadas en la múltiple invisibilidad del multiespacio. En bastantes tiempos circulares en trayectoria G. Bruno. La post emulatio permite encarnar la idea de toda reminiscencia futura en aquellas mentes que ahora transconstruyen ideas calladas. En frecuencia pura. Velada, precisamente por la lógica de los sólidos (en neurona de Bergson)

Implicar la cognición pliega. [En caso de buscar algún argumento] Pero en el intento de comunicar –traducir la metáfora autorreferencial- la palabra se esquisofreniza. Vuelve a la unidad del lenguaje. [En caso de buscar alguna idea]

Y todo el brillo que nubiza la aureola de nuestras reuronas. Adquiere significación. Es preciso, entonces, esgrafiar el rayo sin superficie. Volar. Interconectar la lucidez poética de los siglos filosóficos. Y aceptarlos en su futuralidad ajena y propia.


Implicar la cognición es palpar el destape interplanetario. [sin ideologías] Y, en ese destapar, la entraña del pensamiento, mutila la maquinaria de la verdad. La metáfora es eterna. En definitiva: sonora. No obstante, la condición alienada de la lógica instrumental, es tan caprichosa, que hasta las mismas redes neuronales palpitan en esta velación. Coincidencia. Demostración.

Hay una campana de Gauss insertada en el cerebro. Tan exacta que derrama horror. Sin embargo, estamos hablando de Bohm, en todo el texto. Aún sin mencionarlo. Así, la exquisitez cerebral de su cabeza no fue engañada por logaritmo alguno, pues aspiraba a una inteligencia sublime. Con lenguaje autorreferencial y en creación continua. Por anti ello, pudo mirar afuera del cuadro. Al igual que Foucault. Mágicos guerreros violentando finamente toda imposición pensamental. Y por supuesto, la sonoridad poética –vivida, magnifica vivencia- fueron esos días en los que se imantaron en el claro heideggeriano. Pariendo aforismos. Regresando el lenguaje a su unidad.

Claro: Regresar.


¡Te extraño tanto Michel Foucault!

No comments:

Blog Archive