Monday, September 16, 2013

Serenidad.


Las malas noticias generan rabia, o sea, dañan el hígado. Las malas noticias generan melancolía, o sea, dañan el pulmón. (Según estudios milenarios de la medicina china). Esto no supone negar lo que existe en cierto canal, es simplemente decir que debilitan el sistema inmunológico, el cuerpo y el espíritu. El bombardeo mediático acribilla la voluntad humana. En este sentido, hay que mantenerse serenos y ecuánimes ante todo.  

No comments:

Blog Archive