Monday, December 30, 2013

La música de épocas pasadas corresponde siempre a ciertas máximas sobre lo bueno y lo malo de su misma época. Así reconocemos en Brahms los principios de Keller, etc. etc. Y por ello la buena música creada hoy o hace poco -moderna, pues- tiene que parecer absurda, ya que si corresponde a cualquiera de las máximas que se declaran hoy tiene que ser una porquería. Esto no es fácil de comprender pero es así: hoy prácticamente nadie es suficientemente sensato como para formular lo correcto y todas las fórmulas, máximas que se declaran son disparates. La verdad sonaría completamente paradójica a toda la gente.


Y el compositor que la siente en sí mismo tiene que estar con su sentimiento en contra de todo lo que se declara ahora y según los cánones presentes tiene, pues, que parecer absurdo, estúpido. Pero no atractivamente absurdo (porque eso es lo que en el fondo corresponde a la concepción de hoy) sino en cuanto que no dice nada. Labor es un ejemplo de ello cuando realmente ha creado algo importante como en algunas, pocas, piezas."

 Ludwig Wittgenstein, Movimientos del Pensar, p. 50-51

No comments:

Blog Archive