Friday, July 22, 2011

lavadero de ojos.


Los ojos no son niños. Lichtung ha muerto. Y cualquier explicativa del por qué los presocráticos fueron los primeros en hablar de la luz en occidente. Resulta irrisoria. La gravidez consiste en explicar, cómo es que poco a poco, tuve el deseo de diseñar un lavadero de ojos. Hacer de mi vida algo no útil. Asesinar mi vida alienada en un atardecer. Y no volver. Ser algo invendible. Incodificable. Inclusive detestable. Claro, transgredir la lógica del capitalismo asesino.

No comments:

Blog Archive