Saturday, July 09, 2011

[radiobancoradial]

1.


eSferar. [ primer nivel de lectura ].


La estupidez del ego es una operación matemática básica: sumar o restar. Te sientes más o te sientes menos. No hay otra.




Algunas mujeres hacen fila para pagar el radio. No hablan. Practican un silencio acribillador. No obstante: escucho todo lo que parlotean, no lo puedo transgredir.


Su conversación gira de arriba abajo izquierda abajo un juicio otro juicio otro juicio. Insisto: no hablan.


Los cuerpos escupen signos fáciles de someter al escrutinio de algún análisis cultural. Ninguna de ellas porta el equipaje del intelectual. Lo leo en sus gestos, inclusive en su respiración. Todas oscilan en la doxa, o en algún tipo de aprendizaje vivencial: televisión, revistas, espectaculares.


La carne de las mujeres en la fila del banco para pagar el radio: no tiene lecturas. La carne con lecturas vibra en otro sentido. La carne con lecturas podría vibrar en la mesura. No obstante: la carne con lecturas se inflama. Tener 18 años y algunos libros encima, puede ser peligroso, tener 40 años y algunos libros encima, puede ser peligroso. Lograr: “distancia y burla sobre ti mismo”. ¡Ganaste!


Hacemos fila para llegar a la caja. La primera en la línea tiene algo de sobrepeso. Seguramente posee una camioneta gigantesca con cinco niños en la cabina. Es rubia con ojos verdes. Mientras percibo su ansiedad, escucho en otro tiempo, alguna frase de su madre: “no importa, eres bonita aunque estés un poco gordita”. Luego, el resto de la fila, se grafica más o menos así:


Dos mujeres con traje sastre gris. Vestimenta óptima para algún trabajo que requiere burocratización. La profesión de ellas pertenece a alguna estancia burocrática. Su ritmia personae coincide bastante bien con una esfera de mujer alumna que escribí en otro archivo de la computadora. Versión que engrana con un tipo de sintomatología vibracional fronteriza que trataré en otra página de Internet.


Las mujeres del traje sastre gris dialogan en voz alta sobre el próximo radio que comprarán: “Si te portas bien te comprare éste radio en tu cumpleaños”. Engalanan su amistad públicamente, y al mismo ego, sienten inconscientemente el menosprecio de la mujer rubia con ojos verdes. Hablan más fuerte: de esta manera la mujer del inicio de la fila, no seguirá pensando que son unas pobres muertas de hambre. Hablan muy fuerte más fuerte.


Las mujeres con traje gris portan un trauma similar al del cajero. Mil marcas encima y un cuerpo de gimnasio atrofiado. La carne sometida a un exceso de ejercicio. En búsqueda de cierta belleza comercial.


En pocas letras lo que ocurre en el radiobancoradial es una actitud pseudohumana que desafortunadamente es algo manifiesto:


Pensar contra Medir


Medir - Analizar


Mirar; Analizar; Criticar:


¿Clase social?


ENMARCAR es un esquema normal


Mirarlo bien:


¿Dónde te acomodamos?




2.


Sigo observando la fila. Al mismo tiempo, pienso en la coincidencia superestelar de este momento. Enseguida el esferamiento empieza a hilvanarse a mi percepción. Siento lo siguiente:


Graficar cuánticamente la interconectividad de los personajes de la esfera humana que subyace en este espacio todo el momento que formamos la fila para pagar el radio. El hacer fila en el banco para pagar el radio. No es algo azaroso. Es la esfera aesfera del pegamento (gluòn) de las vivencias universales coincidentes.






II


Esferania se inmiscuyò en el diálogo interno de las participantes en la fila de banco. Es divertido escuchar otras mentes. La clarividencia sonora es un vicio urbano-celestial. Atravesar la oreja con el discurso ajeno; es sólo una revelación de que la gran mayoría de los pensamientos humanos no salen del mismo ritmo.


Hecho: adivinar pensamientos ajenos antes de que los digan es algo divertido.




III


Un día llegaré en frecuencia theta a pagar el radio. Y amaré tanto a todos los que estén pagando el radio en la fila. Que no pensaré nada en lo absoluto. Me liberaré del vicio de escuchar mentes ajenas. El presente se hilvanará más o menos así:


Hoy aquí en radiobancoradial: bailo sin moverme silenciosamente y siento que amo a todas las señoras que están en la fila. El amor es aniquilar el juicio. Tal vez de la escritura. [ f i n a l ].





























No comments:

Blog Archive