Monday, January 30, 2012

Estoy trabada de tanta felicidad.

Escalera cero. Atardeceres de Enero. Wilhem Reich y la acupuntura. No tengo el dato exacto. Especulo. El Sr. Reich tuvo un contacto discreto con oriente. Muchos pensadores occidentales lo tienen. Lo ocultan. No es legítimo. Me gusta que me pongan la aguja de la claridad mental. Me encantaría poder poner agujas. Estar todo el día como la Srita. __________con la aguja de la claridad mental. El otro día. Pensaba en una escultura. Un cuerpo de plástico ilustrando todos los puntos de un mapa de acupuntura china. Pensé en láser. Me vinieron a mente los conceptos de óptica que jamás aprendí. Usted y todos. Se pueden imaginar la escultura que no realizaré. Por falta de conocimientos técnicos.  Pensé en láser. Pensemos en láser. Son cuerpos. Sin carne. El cuerpo es luz. Muchas lucecitas. El cuerpo con muchas lucecitas diminutas. Puntillismo violeta y rosáceo. Entonces. Todos los cuerpos en puntillismo. Se mezclan todas las luces y los colores. Surge una gran nube, sobre otra nube, con infinitos puntos de colores, que contienen todos los puntos de colores, de todos los cuerpos, de esta ciudad, y de otra ciudad, y de la otra ciudad. Se atraviesan todos los océanos. Los puntos de colores. Todos somos un gran mapa universal con puntos de colores. El infinito. Muchas esculturas. Todos los colores se mezclan. Estoy emocionada. Podemos combinar el efecto de escalera con medicamento para la egolatría con el mapa mental  universal del puntillismo carne sin cuerpo. Somos colores. Sentimos la emoción kawabatiana del Aleph. Estamos felices. Muy felices. Casi iluminados. Y, ya no pensamos. Vivimos brillantes. Muy brillantes. Entonces, la medicina contra la egolatría. Funciona. Seguimos extasiados. El orgon es algo real. Sr. Reich. Lo amamos demasiado. La emoción es un exceso. Somos exceso y bailamos. Bailamos bastante y reímos. Nos morimos. Callamos. Viajamos. Reímos. Nos callamos. ¡Estamos trabados de tanta felicidad!

2009-2012.


1 comment:

Miriam García said...

Así. Tal cual. Un montón de lucecitas y puntitos sin luz somos.

Me ha gustado mucho leer tu texto. Gracias.

Blog Archive