Tuesday, June 26, 2012

Los hechos invisibles.

Pocos son, los que dan fe, a las acciones invisibles. Pareciese ser, que la única forma de "hacer" tiene que ver con la materialidad, esto es, con la onticidad cómplice de las formas visibles. Es casi afirmar que lo imperceptible no tiene derecho a "Ser"  o carece de utilidad. De ahí, la vanidad de "postear" o "publicitar" el acto político. Todo ello radica en algo tan sencillo como la supremacía de la materia sobre el espíritu, y de la necesidad de saciar cierta parte insatisfecha de la vida. Parte que, por supuesto, sufre  una ausencia de metas "invisibles" y que necesita llenarla con "metas materiales". Al final, es la inexistencia de la felicidad, o de ese momento breve para recordar el sí mismo y la mortandad que lo corroe todo el tiempo. Pues ningún "guru", ningún "líder", ningún, ningún, es el salvador; mientras no se trascienda y aniquile la noción de amos y esclavos. 

No comments:

Blog Archive