Tuesday, May 22, 2012

La competencia obsoleta.

Yo, yo, yo. No creo en competencia alguna, porque simplemente cada quien asume la posición, coordenada, identidad, y estación que el gran tiempo universal señala. Las vivencias de lo humano, en cualquiera de sus perspectivas, son micro-puntos vivos en tránsito constante. Si estás a un lado, al otro, arriba, o abajo; es tan sólo cuestión del tiempo personal e individual de la puerta vaginal en turno. En tal sentido, la obsesión por la competencia y ser el mejor, resulta obsoleto. Lástima que la mayoría del tiempo comercial, así lo señala, asì lo nutre, y asì lo manipula. Por eso, yo, yo, yo, no tengo competencia. 

No comments:

Blog Archive