Tuesday, April 16, 2013






Hace algunos años acudía a un grupo de Ki Gong porque me había cansado de mi temporalidad de ese momento. Tomé lo que tenía que tomar, y después me fui. Con el tiempo, comprendí que los humanos no estamos al margen de tomar la batuta o de creerse el líder o sabio del momento. Insisto: Por eso partí. O para ser màs clara: No podía conformarme con esquemas de percepción ajenos, ni con cuadraturas del mundo ajenas, ni con vivencias ajenas, ni con temporalidades ajenas, ni con nada de nada.  Es decir, con otras experiencias. A ese lugar llegué porque tenía que llegar, era un destino a priori dentro de mi camino. Y en ese lugar conocí a quién tenía que conocer y me fui con ella. No había comparación de conocimiento. No había comparación de trato ni de amor. Sin embargo, con los años, también de ella, he aprendido a tomar distancia cuando es necesario, puesto que, he aprendido a comprender su humanidad.  En fin, a mi no me vengan con sus habladurías de new age eso es demasiado occidental como para ocupar espacio en este conocimiento. Pues, finalmente: el conocimiento no está en el conocimiento.

No comments:

Blog Archive