Monday, November 05, 2012

Es algo menor esa pregunta.


Comprender la literatura desde una perspectiva estética, requiere un abandono de los paradigmas lineales-estructurales , y sobre todo, de  los diversos puntos de vista históricos.  La contextualización sensible –si es que se da tal cosa-, ha de proceder por una jerarquía de la percepción, que pueden deletrearse desde acústicas del cielo o acústicas del infierno. O bien, para superar dicha dicotomía, percibir las múltiples resonancias que vibran de un lado a otro. Todo es cuestión de comprender la vivencia espiritual del escritor en turno, para  detectar desde qué geografía simbólica se aproxima a la realidad en todos sus sentidos. No existe, en este sentido, un buen o mal escritor. Existen experiencias, razonamientos, intuiciones, dentro de los parámetros de búsqueda vital de aquel que sabiéndolo o no; está registrando una región ontica de lo real, y lo sepa o no; también la está creando y recreando.

En este sentido, creo que ya es tiempo de abandonar la pregunta trivial: ¿Escribe bien o escribe mal?

Responder a eso es algo menor.

He dicho.

Una K.

No comments:

Blog Archive