Thursday, November 01, 2012


Hoy fue uno de esos días lleno de obstáculos mundanos. Sin embargo, estoy muy feliz. Al tratar de poner gasolina el vidrio eléctrico de mi coche desapareció. Luego, malas noticias del ámbito financiero, de las cuales, por supuesto; me recuperé a los diez minutos. Yo todo lo vi como que el universo me llevaba a otro lugar. Una puerta dimensional y pacifica me perseguía todo el día por mi espalda. Visité la universidad, y me pone muy contenta ver a mis queridos profesores que me quieren y respetan a pesar de los años y las distancias ocasionales. Llegué al estacionamiento y el coche no tenía batería. Enseguida, mi amigo el señor vigilante del estacionamiento me dijo que no me preocupara. Nunca me preocupé. Más bien, iniciamos una conversación donde lo primero que le dije fue: este no es mi día. Al segundo, el señor me respondió: no se preocupe, estamos vivos y con salud. Y sí, así fue. Las cosas se resolvieron de inmediato, el atardecer y Depeche Mode celebraban mi regreso a casa. Al final, una paz y serenidad, producto de un bienestar conmigo misma y el multiverso, me acompañan esta noche. Una noche de esas raras en las que siento que tengo todo. Tengo todo. Buena noche. 

No comments:

Blog Archive