Tuesday, November 27, 2012

Una chica luminaria. Fragmento cero.


Las explicaciones sobre el malabarismo de las urbes implicadas. Resulta nulo: cero de narrar. Cierta luminosidad quimérica, desea revelar lo oculto e indescifrable. Navegar por los vestigios subyacentes a lo no escrito como telepatía dadaísta. Amamantarlos. Capturarlos. Y una vez, que la llama está lista para equidistar la hoguera pendular, instalar mapas de acupuntura sobre los pies de la etnógrafa central. Es algo normal. Entonces, los pies de la heroína luminaria se abren automáticamente ante los puntos de luz. Vive lista para descifrar el centro del Pentagrama Fronterizo.

No comments:

Blog Archive