Friday, October 05, 2012



La vida es contenta, no puede ser de otra manera. No hay Dioses en el plano terrestre. Hay brujas y mujeres extrañas que se funden en la invisibilidad de los parques estrellas. Una vez quise detener el tiempo con canela y pètalos de rosa. Luego, los augurios y oracularios de seda blanca, me congelaron el pensamiento. Vivì en un oasis de lumbreras y cruces argonautas. A los dìas, entendì eso que llaman valer o no valer la pena. Ya me habituaba a contemplar el mundo desde la punta de una montaña nevada. Blanquìsima. A recorrer peñascos con la certeza màs excelsa de mi vida. Entonces, podias ir y venir, y yo continuaba amamantada en la arrogancia lenta de un telescopio espacial. Regresè a Xilitla. Al desierto catorce. A la majestuosidad de los cerros del norte piramidal. Por eso, me he dado a la tarea de diseñar laboratorios estelares. Salir de luz en mis manos. Bañar de luz los lapidarios homeless de la ciudad. Rescatar eso que llaman la orfandad del mundo. Es. El ingreso solar en Libra y sigo corriendo entre trompetas de arena. La promiscuidad de su lamento comenzaba a desvanecer. La vida es contenta. Afirmo. Diluyo. Difumino. Inmiscuyo. "Pasar de hojas a pàjaros es màs fàcil que de rosas a letras". Abro la poesìa esotèrica de un mago portuguès. Gratitud. Augurio de Octubre. Renglòn en cataclismo. Esfera de rosas blancas para tres. Lo mìo mìo. Y lo suyo suyo.

No comments:

Blog Archive