Sunday, October 14, 2012





Uno de los movimientos que más trabajo nos cuesta comprender como humanos es la Ley Natural del Universo. Los pensamientos están entrenados para detener, conceptualizar, clasificar. Dejar de especular, sobre lo posible o lo imposible, en torno a todas nuestras dimensiones de índole intersubjetiva; es en la mayoría de los casos, el esquema mental heredado por los miembros de las instituciones a las que hemos pertenecido: escuela, familia, amigos, etc. Somos más fatalistas, que entusiastas al respecto. O en su caso, tratamos de protegernos, evitando sentir la totalidad en exceso. Ser suficiente es casi impensado. Pero bueno, regresando a esa llamada Ley Natural del Universo; que no es otra cosa, que soltar, y dejar que el cosmos acomode nuestra existencia, es difícil de asumirla y dejarla entrar en ocasiones. No obstante, cuando uno se deja acurrucar en ese vaivén, con cierta calma e inocencia, las certezas y las emociones son gratificantes. Cero perturbación.

No comments:

Blog Archive