Wednesday, January 23, 2013

Faustika en el adivinario.


Las chicas del enneatipo uno nunca están serenas. Les cuesta mucho trabajo experimentar la mirada niña. Son empáticas hacia la rudeza por sobrevivencia ocasional. Tono de voz grave, fuerza física estable…blah, blah, blah. En pocas palabras: ira y fuego. La pasión carnal la confunden con el amor amarillo. Es más: no conocen el amor amarillo. Mucho consumismo para equilibrar la ausencia metafísica y espiritual. Son unas chicas de mucho control. No quiero ser una chica del enneatipo uno, pero tampoco quiero ser una chica de enneatipo cuatro o cinco. El exceso de ternura y fragilidad me provoca terror. Es más: no quiero estar en ningún número. No obstante, me divierte deletrear los cuerpos ajenos. Eso, no lo puedo negar. 

No comments:

Blog Archive